La Dirección General de Aduanas (DGA) detectó un aprovechamiento indebido de los beneficios fiscales establecidos en el Decreto 1330/04 del Régimen de Importación Temporal, tras inspeccionar un depósito de una empresa de Córdoba, según informó el ente fiscalizador del comercio exterior.

En un comunicado, la DGA informó que "el procedimiento se realizó en un depósito ubicado en la ciudad de Calchín, provincia de Córdoba, perteneciente a una empresa dedicada a la venta de semillas y granos para forrajes".

La DGA destacó que "del control realizado sobre el stock de mercadería de la firma, se logró constatar un faltante de 2.700 kg. de bobinas de hilo, 18.000kg de sales desecantes y 155.000 metros de eslingas; mercadería que había sido ingresada al país bajo el régimen especial de importación temporaria".

"Esta irregularidad detectada por la Aduana no pudo ser justificada por la empresa, por lo que se pudo concluir que la misma había sido vendida en el mercado interno, infringiendo los requisitos establecidos en el mencionado régimen especial para poder gozar de los beneficios impositivos", remarcó el parte oficial.

Por tal motivo, la Aduana presentó una denuncia penal y determinó una multa correspondiente, la cual equivale a más de 10 millones de pesos.

Estas acciones por parte de la Aduana ayudan a combatir la competencia desleal y a cuidar el empleo y la mano de obra argentina.

Mediante el decreto 1330/04 se establece un régimen especial de importación temporaria liberando del pago de determinados tributos aduaneros sobre aquellas mercaderías que son ingresadas al país para recibir un perfeccionamiento industrial, con la obligación de exportarlas para consumo a otros países bajo las nuevas formas resultantes, dentro de un plazo autorizado.



(Télam)