La actividad yerbatera tuvo un destacado crecimiento en los últimos diez años con indicadores positivos en la producción de hoja verde, la cantidad de productores, secaderos, molinos y molinos fraccionadores, en toda la zona productora de Misiones y norte de Corrientes, informó hoy el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

Los datos del Instituto indican que la cantidad de hoja verde pasó de 703.312 toneladas en 2011 a 812.995 toneladas en 2020

La cantidad de productores que comercializaron hoja verde pasó de 7.360 a 9.334; el de secaderos que elaboraron yerba canchada, de 166 a 190, y los molinos y molinos fraccionadores que envasaron yerba mate, de 96 a 114 en la zona productora de yerba mate, en el período señalado.

En la misma línea, la salida de yerba mate al mercado interno también evidenció un aumento al pasar de 248.989 toneladas en 2011 a 268.857 toneladas en 2020.

Similar situación se dio con el mercado externo, en el que se contabilizaron 35.428 toneladas en 2011 y 42.905,743 toneladas en 2020.

En cuanto a superficie cultivada, en 2015 y en el marco de la línea del Plan Estratégico para el Sector Yerbatero que establece generar información pertinente y actualizada sobre el sector primario, el INYM realizó el primer relevamiento aerofotogramétrico.

El estudio arrojó como resultado la presencia de un total de 166.737 hectáreas plantadas, de las cuales 21.353 corresponden a Corrientes y 145.384 a Misiones.

Los datos actualizados, mediante el Sistema de Información Geográfica, indican que en 2020 se registraron 177.534,92 hectáreas en la misma superficie, de las cuales 23.085.76 están en territorio correntino y 154.449, 1 en territorio misionero.

Sobre esto último, la Magister Ingeniera Agrónoma, Verónica Scalerandi, subgerente del Área Técnica del INYM, explicó que “el parámetro de productividad se mide por la cantidad de hoja verde que se obtiene por hectárea y no por la extensión de una superficie plantada”.

En ese sentido dijo que "para lograr buen rendimiento en las cosechas, el INYM puso en marcha el Servicio de Extensión Yerbatero, asignando profesionales que trabajan en las chacras junto a los productores con herramientas y técnicas de manejo de conservación suelo y plantas”. (Télam)