El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, llamó hoy a "explicar, comunicar y deconstruir algunos mitos" en torno a la minería, al tiempo que convocó a debatir la importancia de la actividad en el marco de un "diálogo franco, abierto", en el que se rechazará "cualquier expresión de violencia".

Kulfas disertó en la apertura del Primer Encuentro de la Mesa Nacional sobre la Minería Abierta a la Comunidad (Memac), con el que se procura instalar un ámbito de debate que "permita despejar ciertas dudas" relacionadas tanto con los aspectos ambientales como los laborales, impositivos y de aporte al desarrollo económico y social.

"No concebimos en la Argentina una minería que se desentienda de las cuestiones ambientales", sentención el ministro, quien a su vez señaló que si bien "está claro que hay algunas situaciones de desconfianza", la solución pasa por el trabajo conjunto y el diálogo.

Al respecto, en alusión a determinadas modalidades de protestas de grupos ambientalistas, Kulfas puntualizó que en las discusiones que se llevarán a cabo en los futuros encuentros de la Memac se rechazará "cualquier expresión de violencia".

El titular de Desarrollo Productivo aseguró que la minería "puede ofrecerle a la Argentina parte de las soluciones a los problemas que tiene", en función de que "estamos en una etapa bisagra y el mundo demanda cada vez más minerales, que necesita en el marco de la transición energética".

En ese sentido, señaló la importancia de la explotación de yacimientos de "litio, cobre y muchos minerales más que vale la pena enumerar".

"Chile tiene la misma cordillera que nosotros y el año pasado exportó veinte veces más recursos mineros que la Argentina; los invito a ver si en un plazo no muy largo podríamos exportar, no digo veinte veces más, pero por lo menos cinco o diez veces" más que los niveles actuales, planteó.

Por otra parte, instó a derribar "dos grandes mitos" como que "la minería no paga nada o tiene muy poca presión impositiva" y que "no se controla lo que se exporta", lo que daría lugar a maniobras de evasión o elusión tributaria.

En el mismo orden, advirtió que "cerca del 80% de la inversión minera queda en el país", por medio del pago de salarios y contratación de proveedores locales. (Télam)