El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró hoy que el cierre de las exportaciones de carne vacuna dispuesta por el Gobierno por 30 días busca "ordenar el funcionamiento del sector exportador", al tiempo que abogó por " compatibilizar el mercado interno y el externo".

“Buscamos ordenar el funcionamiento del sector exportador", afirmó Kulfas en diálogo con AM750, y aclaró que se encontraron "muchas irregularidades, como procesos de subfacturación de exportaciones".

"En el primer trimestre de este año la cantidad exportada aumentó 22%, pero en dólares ingresó la misma cantidad que el año pasado en un contexto donde los precios fueron hacia arriba”, precisó.

Según el funcionario, existen "elementos contundentes de que hubo algunos exportadores que le robaron al país unos cuantos dólares; lo queremos ordenar ya; en cuanto termine de detectarse, los organismos correspondientes van a actuar con todas las de la ley”.

"No nos puede pasar que el asado trepe a niveles que son el doble del valor de la inflación; hay una fuerte especulación en este mecanismo que tiene que ver con el mercado externo”, agregó.

Para Kulfas, el país necesita "exportar más porque cuando prioriza fuertemente el mercado interno y descuida el mercado internacional lo que termina ocurriendo es que nos quedamos sin dólares”.

Sin embargo, aclaró, “hay que compatibilizar el mercado interno y el externo; nuestra visión es que esto es compatible pero que necesita de políticas específicas, no es algo que se dé de manera natural”.

Por otra parte, aseguró que se busca garantizar que en Argentina exista "una oferta de carne con precios accesibles, y que lo demás se pueda exportar; que podamos tener una estrategia que cuide el mercado interno y al mismo tiempo una inserción exportadora”.

Esto requiere una "estrategia productiva", porque "Argentina tiene un estancamiento en la producción de carne vacuna; hace 60 años se producían entre 2 y 3 millones de toneladas de carne; hoy produce 3,2 millones en promedio por año; se produce lo mismo con una población que es el doble”.

“Lo que planteamos no es un cierre definitivo ni eterno", explicó, y confió en "encontrar una solución pronto y tal vez sea en menos de 30 días”. (Télam)