El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, cruzó al titular de la Coordinadora de las Industrias Productoras del Alimentos (Copal), Daniel Funes de Rioja, luego que el dirigente empresario dijera que la Ley de Abastecimiento es anticonstitucional, en el marco de una reunión virtual que el funcionario mantuvo ayer con la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Según reconstruyeron participantes del encuentro, Kulfas también le señaló a Funes de Rioja los "productos mellizos" que sacaron empresas alimenticias para esquivar el programa Precios Máximos, lo que llevó a la Secretaría de Comercio Interior a imputar a determinadas compañías por ofrecer productos con el mismo nombre en paquetes con diferencias de 1 gramo en el peso y hasta un 50% más caros entre uno y otro.

En el encuentro de ayer, la Junta Directiva de la UIA y Kulfas abordaron temas como el proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias para las sociedades, los controles que lleva adelante la Secretaría de Comercio y la iniciativa presentada por el Gobierno sobre el Arancel Externo Común del Mercosur, entre otras cuestiones.

"Por qué andás diciendo que la ley no es constitucional. Vos sabés que es constitucional, que está en plena vigencia".

En uno de los tramos de conversación, Funes de Rioja afirmó que la Ley de Abastecimiento es anticonstitucional, a lo que Kulfas le dijo: "Por qué andás diciendo que la ley no es constitucional. Vos sabés que es constitucional, que está en plena vigencia".

"Vos mismo lo reconociste en el pasado, vos dijiste que en determinadas oportunidades es bueno aplicarla", observó el ministro al dirigente de la Copal.

A renglón seguido, Kulfas también cruzó a Funes de Rioja por los "productos mellizos" que sacaron las alimenticias.

"Ustedes lo único que saben hacer es aumentar precios y violar los acuerdos. Tienen productos en Precios Máximos y se ponen a fabricar productos similares con precios más caros. Por qué no le vamos a aplicar la ley?", advirtió el titular de la cartera de Desarrollo Productivo.

La semana pasada, la Secretaría de Comercio Interior imputó a las firmas Mondelez, Bagley (del Grupo Arcor) y PepsiCo por presuntas infracciones en la rotulación de los productos.

La imputación se concretó luego de que la cartera nacional detectara la comercialización de dos productos bajo el nombre "Pepitos Original", utilizando idéntico envoltorio en cuanto a color, diseño y frases, en los que la diferencia entre uno y otro es de 1 gramo en el peso neto (118 gr y 119 gr) y un incremento de más del 50% en el precio final, entre otras cuestiones.

(Télam)