El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró hoy que el Gobierno está dialogando con el sector productor de carne vacuno para definir una serie de medidas que ordenen el mercado y que permitan "garantizar cortes populares, como el asado y vacío, a un buen precio y que el resto se pueda comercializar y exportar".

En ese sentido, dijo que la medida de suspender la exportación de carne por 30 días se da en un marco de aceleración de los precios internos y de la detección de numerosos casos de evasión e informalidad en la comercialización con el exterior, por lo que la medida busca generar un plazo acotado en el se puedan resolver estos problemas.

"El objetivo central es que Argentina exporte carne pero que garantice también el mercado interno a precios accesibles históricamente", dijo Kulfas en una entrevista con Radio con Vos, en la que señaló que el Ministerio de Agricultura formalizará la suspensión de exportar carne, pero que "ojalá sea menos de 30 días, si los objetivos se cumplen antes de plazo".

"Se estaba detectando en los últimos meses un desorden en el funcionamiento del sector, algún comportamiento especulativo, frigoríficos que no estaban liquidando ni declarando exportaciones y estaban haciendo un proceso de evasión. Todo esto se dio en un proceso concomitante con un aumento desmedido de los precio internos", señaló Kulfas.

A diferencia de otros años, cuando por cuestiones estacionales el precio de la carne sube entre diciembre y febrero y estabiliza entre marzo y octubre, el ministro señaló que "entre marzo y mayo se aceleró esa suba", por lo que se conversará con los sectores exportador y del mercado interno para resolver este "momento de tensión".

"Es un sector que tiene altos componentes de informalidad. Queremos ordenarlo para beneficio de todos, sobre todo de mercado interno para que sea bien abastecido y a precio accesibles", afirmó Kulfas.

Al respecto dijo que el Gobierno está "trabajando para que los exportadores que no están cumpliendo con las normas dejen de hacerlo y que sea sólo para los que trabajan de manera legal, formal y establecer acuerdos para que haya una oferta de cortes a precios accesibles en el mercado interno".

Y agregó: "Buscamos garantizar cortes populares, como asado y vacío, a un buenos precios y que el resto se pueda comercializar y exportar".

"Hablamos de un cierre por 30 días. El Presidente (Alberto Fernández) le dijo al consorcio de exportadores ABC que si la solución la encontramos en una semana, la abrimos en una semana. Si se está operando en blanco y liquida sus exportaciones no hay problema. Queremos que las reglas se cumplan para todos", afirmó el funcionario.

Por otra parte, Kulfas dijo que el Gobierno está "trabajando en un plan con mirada de largo plazo" que incluyó hace pocos días el cambio en la comercialización de la carne por troceo en lugar de media res para ganar eficiencia y llevar la demanda de acuerdo a lo que precisan distintos sectores.

"Estamos buscando resolver el problema de manera más estructural. Uno mira la producción de la carne vacuna y está estancada en el largo largo plazo. La solución es lograr un entendimiento que nos permita aumentar la producción en un sector que tuvo mayor dinamismo en los últimos años pero que en el mercado interno ha tenido una baja en los últimos años", cerró. (Télam)