El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó hoy que su administración ya recibió 12 solicitudes para la formación de parques industriales desde que asumió, mientras que en el Gobierno de María Eugenia Vidal no se inició un solo trámite para radicar ese tipo de emprendimientos en suelo bonaerense.

"En un año y medio de Gobierno ya recepcionamos 12 solicitudes para la formación de parques industriales porque contamos con una política de Estado para ello. Durante los cuatro años pasados, cero. Doce a cero le va ganando este Gobierno en industria al Gobierno anterior, y con pandemia", dijo el mandatario bonaerense.

Kicillof formuló esas declaraciones al encabezar la entrega del acta de habilitación del Parque Industrial de Ezeiza, junto al intendente Alejandro Granados; el ministro de Producción, Augusto Costa; el presidente de la Unión Industrial bonaerense, Martín Rapallini; y el director de la fábrica "Lago Electromecánica", Osvaldo Iglesias.

El gobernador criticó que durante el macrismo "se abrieron las importaciones, se dejaron que entraran productos fuera de los precios de competencia", lo que generó que la industria nacional "se fundiera".

Resaltó la necesidad de "cuidado del trabajo y de la producción argentina contra la depredación de competidores extranjeros que vienen a romper todo para quedarse con el mercado".

Rememoró que "durante cuatro años, el Gobierno anterior violó normas y leyes para favorecer la competencia extranjera" y puso de relieve que la compañía radicada en Ezeiza "invirtió US$ 7 millones y va a crear nuevos puestos de trabajo".

En ese marco, Kicillof dijo a los empresarios bonaerenses que "cuando tienen proyectos de inversión de riesgo con la suya y con el objetivo de crecer y generar empleo, la provincia va a esta siempre al lado de ustedes".

Así, reiteró que no se trata de "generar un marco de proteccionismo", sino de alcanzar tanto "cuidado" como "reglas de juego claras" y "pelearse con el que haya que pelearse para defender lo propio".

Luego expuso que su administración se propuso fomentar la radicación y la regularización de los parques industriales para alcanzar "el desarrollo y la expansión" fabril.

En ese contexto evaluó que "no es cierto que el empresario sea un especulador o un parásito", apuntó que se necesitan "producción y trabajo", para lo cual "se necesita a la empresa privada y a la industria nacional con reglas claras de ambos lados".

"Siempre y cuando la voluntad no sea especular o sacar una ventaja, sino trabajar y generar resultados con las inversiones; siempre y cuando la voluntad sea ganar plata con (pago de) impuestos y salarios, como sabe hacer el buen empresario argentino; siempre y cuando se trate no de generar rentabilidad para llevársela a Panamá -como los tránsfugas que se fueron- sino poniéndola en suelo bonaerense y argentino, vamos a redoblar el esfuerzo y eso es lo que está pasando", afirmó.

Kicillof estimó que no hace falta un "milagro para que se radique la industria", sino "trabajar y tener una dirección clara", expresó que para fomentar ese desarrollo se deben continuar "ampliando los servicios públicos y hacer las grandes obras de infraestructura".

"El desarrollo industrial de la provincia no tiene techo si seguimos trabajando en las autopistas, puertos, rutas y demás grandes obra de infraestructura. Una vez que hacemos lo que hay que hacer, podemos exigirle a los empresarios y a los contribuyentes que hagan lo que tienen que hacer, que es pagar los impuestos", remarcó.

El gobernador dijo a los empresarios: "Sepan que cuando tienen una dificultad van a contar con el Estado"; y les recordó que la semana pasada la Legislatura aprobó una moratoria impositiva que abarca a 3 millones de contribuyentes, lo que calificó como "una de las leyes centrales de este proceso de reactivación y de acompañamiento durante la pandemia". (Télam)