La Cámara Nacional del Trabajo declaró la validez de una notificación enviada a la sede de una empresa por un empleado en el marco de una demanda laboral, a pesar de que la misma se encontraba cerrada en el marco de las medidas dispuestas el año pasado por la pandemia de coronavirus.

La firma Citytech, con sede en la Ciudad de Buenos Aires, dedicada a servicios empresariales, había planteado ante la justicia la nulidad de la notificación, alegando que el domicilio al que fue dirigida se encontraba cerrado y que no existía personal a raíz del impedimento de circulación impuesto por la declaración de la pandemia.

La Sala VII de la Cámara expuso que "no obstante la situación derivada del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) regulado por el DNU 297/2020 y sus sucesivas prórrogas, es claro que la diligencia de un buen hombre de negocios, imponía haber arbitrado el medio adecuado para recibir eventuales comunicaciones comerciales o laborales", informaron fuentes judiciales.

"Máxime -remarcó el tribunal- si se atiende que, en definitiva, respecto de la trabajadora (C.B.T.) podría existir una litigiosidad latente".

La Cámara agregó que "fue la propia demandada la que sostuvo que su gerente de legales estaba autorizado a concurrir a las oficinas a retirar información que se hubiera ingresado al buzón del edificio", por lo que "sus argumentos recursivos devienen dogmáticos, y por ende, inviables en esta sede".

Los camaristas Néstor Rodríguez Brunengo y Graciela Carambia recordaron que una notificación anterior a la demandada "se habría cumplido en el domicilio legal de la accionada", en la calle Bouchard al 600 de esta ciudad. (Télam)