El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, y el administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), y Enrique Cresto, firmaron convenios por unos $1.000 millones, destinados a la construcción y mejoras de obras hídricas y cloacales en la capital de la provincia.

El convenio de $760 millones se dividirá en dos partes, por un lado $260 millones serán destinados para la construcción de diez nuevos pozos de agua en San Miguel de Tucumán, dado que se están cambiando cañerías y hay que llenarlas con agua.

En tanto, los $500 millones restantes, se utilizarán para ampliar y refuncionalizar la planta de líquidos cloacales de San Felipe, en tanto que también se firmaron 10 convenios que forman parte de la Renovación Histórica por $225 millones.

“El presidente Alberto Fernández y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, me encomendaron trabajar fuertemente con los gobernadores y darle prioridad a los mandatarios del norte argentino” y, “por supuesto Manzur, es uno de los gobernadores que enarbolan las banderas del federalismo con un modelo de gestión”, manifestó Cresto tras el convenio.

El funcionario nacional sostuvo que “en Tucumán, solamente, se está invirtiendo más que lo que el Enohsa invirtió en la anterior gestión en todo el país” y destacó “los estudios previos para que los proyecto salgan adelante por iniciativa del gobernador con su equipo de trabajo”.

“Esto es importante porque en la agenda de los gobernadores tiene que estar en la política de agua y saneamiento, más hoy, con la pandemia”, agregó.

Por último, Augusto Guraiib, gerente de la Sociedad de Aguas del Tucumán anticipó que “en 20 días se estará licitando, adjudicando los proyectos y comenzando los trabajos”. (Télam)