Comenzó un nuevo año pero el contexto parece no cambiar: pandemia, nueva ola del virus y distanciamiento social como regla básica

En este contexto de incertidumbre, donde las normas van cambiando a cada minuto, es entendible que los inversionistas y ahorristas quieran asegurar su capital

Cómo, cuándo, dónde. Las preguntas a la hora de invertir siguen siendo las mismas, pero con respuestas y tendencias que fluctúan. Si bien existen diferentes tipos de inversión, pocas son de bajo riesgo como el real estate, la inmobiliaria

Su baja vulnerabilidad se debe a que el inmueble no pierde valor en situaciones como la actual, y no tiene fluctuaciones tan grandes como otros activos

Este tipo de bienes tangibles atraen a los inversionistas ya que tienen retorno constante, incluso en tiempos de crisis o de incertidumbre económica como la existente en estos días

Por otro lado, se protege el dinero y, a largo plazo, cuando finalice el período de inestabilidad el retorno será mayor. Es por esto que la construcción se convirtió en un espacio seguro para depositar los dólares, tanto sea a nivel local como en otros países

El flujo de dinero entre los países es algo natural, de igual modo que se intercambian bienes y servicios entre los distintos territorios, también se intercambian inversiones

En un mundo globalizado este comportamiento es necesario e indispensable para contribuir con la reactivación de la economía a nivel mundial. Ahora bien, al momento de invertir en real estate es importante la ubicación del inmueble, las posibilidades a futuro de la capitalización y el avalúo de la propiedad

Esto nos lleva a que a otro tipo de interrogantes a la hora de invertir: las tendencias. En cuanto a tendencias y pandemia se refiere, en los últimos años la concentración de la población en los centros de las ciudades llevó a que los valores de las propiedades en estas zonas sean más elevados, en comparación con los suburbios

Sin embargo, en el último año, y a raíz del contexto mundial tanto sanitario, como económico, se dio un desplazamiento de la población de las grandes ciudades a sitios más alejados de las aglomeraciones y, en consecuencia, cambió el estilo de vida y la tendencia de los inversionistas y los mercados ya que se ve afectado el juego de oferta y demanda, impactando en los precios del real estate del país. Es momento de decir entonces que, a la hora de invertir en real estate, es importante estar atentos a las tendencias

El contexto actual acentúa la necesidad de los nuevos inversionistas de asesorarse correctamente para reducir al máximo el riesgo protegiendo los bienes y el capital inicial y aumentando el retorno. (*) Director de IDG Homes Detroit. MS/MAF/JC/GAM NA