Un nuevo Radiofaro Omnidireccional VHF-VOR, utilizado por los pilotos para el proceso de aproximación y descenso, fue instalado en el Aeropuerto Internacional “Ministro Pistarini” de Ezeiza, informaron fuentes de la Empresa Nacional de Navegación Aérea (EANA).

La renovación de esta radioayuda significa un adelanto tecnológico que se traduce en mayor disponibilidad, fortalece la Seguridad Operacional y beneficia la conectividad del aeropuerto y la región.

Esta obra en uno de los aeropuertos más importantes del país, forma parte del Plan de Modernización del Transporte que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación a cargo de Alexis Guerrera,

La instalación del flamante VOR, que reemplaza al equipamiento anterior, de más de 32 años de servicio, se realizó dentro del mismo predio del aeropuerto e implicó la demolición de la vieja caseta de ladrillos, el reacondicionamiento de las bases de hormigón, la provisión de un nuevo shelter (habitáculo con temperatura controlada donde se alojan los equipos electrónicos), y la instalación de nuevas antenas.

Para reforzar la conectividad, se le incorporó a la radioayuda un robusto sistema de comunicaciones interconectado con fibra óptica y radioenlaces.

Asimismo, se instalaron nuevos equipos en la torre de control y en la sala técnica, a través de los cuales el personal técnico y de control de tránsito aéreo puede realizar configuraciones y comprobaciones a distancia.

Una vez finalizada la instalación y comprobado el correcto funcionamiento del nuevo VOR, se procedió a su verificación aérea. Ésta consistió en una serie de aproximaciones realizadas por aviones dotados del instrumental específico para establecer fehacientemente la estabilidad, precisión y calidad de las señales radioeléctricas.

Esta nueva puesta en servicio en el aeropuerto de Ezeiza se suma a los nuevos equipamientos que EANA ya instaló en Bariloche, La Rioja, Tucumán, San Luis, San Juan, San Fernando, Mar del Plata y Córdoba.

El VOR es un radiofaro omnidireccional que está conformado por un conjunto de transmisores de señales de navegación, de guiado en el plano horizontal, que brindan a las aeronaves una referencia respecto a la ubicación del sistema y del norte magnético.

Esta información permite a los pilotos ubicarse espacialmente respecto de una ruta o de un aeródromo. Además, este nuevo sistema incorpora transmisores de señales DME, las cuales permiten a las tripulaciones en vuelo conocer con exactitud su distancia del aeropuerto. (Télam)