Los inspectores de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) realizaron más de 600 inspecciones a empresas instaladas en esa cuenca a lo largo del primer trimestre del corriente año, informó hoy el organismo.

Acumar fiscaliza periódicamente los establecimientos industriales, comerciales o de servicio y actividades, de la Cuenca Matanza Riachuelo, con el objetivo de verificar que su producción se ajuste a la normativa ambiental vigente y, de este modo, controlar la contaminación de origen industrial y sus posibles impactos sobre el territorio, detalló el comunicado.

En cada una de las inspecciones constatan el avance y cumplimiento de los Planes de Adecuación, controlan la documentación, la gestión y retiro de residuos peligrosos y domiciliarios, extraen muestras de efluentes líquidos y, en ocasiones, también del suelo, y de diferentes puntos de interés, que luego son analizados para corroborar que se encuentren en sintonía con los parámetros establecidos por la normativa ambiental.

En caso de constatarse la generación de un impacto negativo en el aire, suelo y/o agua, el establecimiento es declarado Agente Contaminante (AC).

En el primer trimestre del año personal de Acumar realizó más de 600 inspecciones a empresas y también consiguieron, luego de acompañar los procesos de mejora en su producción, que dos empresas resulten excluidas de la categoría de contaminantes ante Acumar.

En febrero, la fábrica de productos plásticos de La Matanza Teyupa S.A. fue dada de baja de la nómina y declarada adecuada y en marzo, se excluyó del listado de AC a la firma Unipox S.A., de Lomas de Zamora, dedicada a la producción de aceites vegetales epoxidados y mezclas plastificantes para la industria del PVC. (Télam)