El incremento de la recaudación tributaria y la contención de la expansión monetaria registrados en el primer cuatrimestre, y especialmente en abril, reflejan los buenos resultados del "trabajo en sintonía" entre el Ministerio de Economía y el Banco Central, según un informe privado difundido hoy. El reporte de la consultora Quantum, dirigida por el ex secretario de Finanzas Daniel Marx, sostiene que el BCRA y el Tesoro trabajaron "en sintonía", a partir del trabajo coordinado entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el jefe de la autoridad monetaria, Miguel Pesce. Alude a la contención de la expansión monetaria de 2020 y al menor requerimiento de la asistencia del Banco Central a la administración central, con efectos que se prevé se harán notar a principios de 2022, con una desaceleración de la inflación. "El buen desempeño de la caja en abril llevó a que el Tesoro prácticamente no requiriera asistencia del BCRA", indicó el reporte. Dijo que "las transferencias por este concepto ascendieron a $4,6 mil millones, mientras que en marzo habían sido $158,9 mil millones". Quantum subrayó la "esterilización" de pesos observada durante el cuatrimestre, abril incluido, debido a "la absorción de algunos conceptos expansivos de la base monetaria". En ese sentido, remarcó que el Banco Central "absorbió mediante Leliqs y Pases la expansión asociada a compras netas de divisas al sector privado y por el pago de intereses de Leliqs y Pases". En números, el cuatrimestre tuvo como principal efecto contractivo la colocación de leliqs y pases pasivos por un total de $750.453 millones, que más que compensaron la expansión derivada por los intereses de esos mismos instrumentos ($355.861 millones) y la compra de divisas al sector privado ($330.195 millones). Gran parte del resultado contractivo del primer cuatrimestre se concentró el abril, con $62.181 millones sobre un total de $100.145 millones. "La asistencia neta en pesos del BCRA al Tesoro fue negativa -absorción de pesos- en abril y muy reducida en el cuatrimestre", agregó Quantum. La consultora aclaró que "si bien en el período enero-febrero es común observar una caída en la base por motivos estacionales -precedida por una fuerte expansión en diciembre-, el ajuste de abril es indicativo, particularmente cuando la inflación acumulada del período enero-abril habría rondado en el 17%". "En síntesis, el BCRA y el Tesoro trabajaron en sintonía ante caída en la demanda de dinero", destacó. Del lado de Banco Central, Quantum remarcó el trabajo "directamente a través de la absorción de la oferta con Leliqs y Pases", en tanto atribuyó a la cartera de Guzmán "un mejor desempeño fiscal, reduciendo sus necesidades de caja, que hizo que prácticamente no requiriera de su asistencia para financiarse". "La buena performance de la recaudación de abril, un menor gasto primario en lo que va de 2021 –en la comparación anual real cae 2,1% en el acumulado enero-abril- y el saldo de la ejecución de su programa financiero en lo transcurrido del año le permitió disponer de un excedente de caja durante el cuatrimestre analizado". No obstante, la consultora advirtió que "debería tenerse en cuenta la particularidad de una parte de los ingresos de abril -y probablemente los de mayo-junio por liquidación estacional de exportaciones- y otros no recurrentes que indican cautela para la segunda parte del año". MB/JC/OM NA