Industriales Pymes Argentinos (IPA) celebró la recuperación de la actividad industrial, y proyectó un “sendero de crecimiento” que deberá ser “respaldado con mayor inversión”.

En ese sentido, el presidente de la entidad, Daniel Rosato, afirmó en un comunicado que la actividad industrial necesita ahora un “segundo shock de financiamiento para impulsar la compra de bienes de capital que permitan potenciar la producción y crear nuevos puestos de trabajo”.

En tanto, en relación a la pandemia de coronavirus, sostuvo que, “gracias a un modelo de respaldo a la fabricación nacional, la industria puede atravesar esta segunda ola con mejor solvencia que el resto de los sectores de la economía”.

De hecho, indicó que, comparado con el año anterior, "el panorama ya no es incierto sino que encuentra a la industria Pyme en funcionamiento, produciendo, exportando y con posibilidad de crecer”.

Aunque afirmó que las restricciones establecidas para mitigar la expansión de la enfermedad pueden impactar en “la baja del consumo y el stand by del comercio", relativizó la problemática al sostener que "las fábricas Pymes, casi en su totalidad, cuentan con los permisos para continuar abiertas porque son esenciales para toda la cadena económica”.

El observatorio de IPA destacó “el impulso a sectores estratégicos que permiten sustituir importaciones y aumentar exportaciones” con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Productivo, además de las “políticas implementadas que permitieron amortiguar la caída que hubiera sufrido la industria en ausencia de éstas”.

El informe remarcó además que “en marzo de 2021 la actividad económica creció por encima del 11% interanual”, y pronosticó que “de continuar este ritmo, la recuperación se producirá antes de lo esperado”.

Asimismo, enfatizó que el uso de la capacidad instalada ya se sitúa en un 65% en promedio, “por encima de los niveles de 2019”, y resaltó la recuperación de sectores como la construcción y el automotriz cuya producción “severamente castigada en 2020 con cero vehículos producidos en abril de 2020, se sitúa en abril de 2021 en niveles similares a abril de 2019”.

Si bien el reporte señaló que “hay variables que deben aún corregir su performance, como la tasa de interés para préstamos a capital de trabajo o a inversión y algunos precios de sectores oligopolizados”, informó que en los últimos dos trimestres “la inversión como porcentaje del PIB se sitúa por encima de la inversión promedio 2016-2019”, con el empleo industrial creciendo “por encima de los niveles pre pandemia”.

Respecto de la política estatal, el observatorio de IPA auguró que “el crecimiento será mayor al esperado”, mientras la misma “preserve y profundice su línea en cuanto a mantener en un rango competitivo el precio de la energía y corrija aspectos regulatorios claves en cuanto al comportamiento de precios de insumos difundidos o sobre el sector financiero”, además de mantener e incrementar “el respaldo a las Pymes industriales” y al “ingreso de los segmentos más castigados de la población”.

(Télam)