La Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación Nacional de la Industria de Brasil (CNI) acordaron hoy monitorear avances y proponer mejoras en temas prioritarios del Mercosur como la discusión existente sobre el arancel externo común, las negociaciones extrarregionales y las revisiones de acuerdos pendientes.

Ambas entidades industriales suscribieron esta tarde una declaración conjunta en el marco de la primera reunión plenaria de 2021 del Consejo Empresario Argentina – Brasil (Cembrar), en términos de la facilitación de comercio, la cooperación regulatoria y la agenda regional.

Los industriales de la Argentina y Brasil vienen coincidiendo en plantear que temas centrales en el bloque comercial regional como la reducción del AEC o la flexibilización de los acuerdos comerciales deben contemplar el nuevo contexto de la emergencia sanitaria y las desigualdades preexistentes o derivadas entre los distintos países y bloques.

El documento aborda la agenda consensuada para monitorear avances y proponer mejoras en términos de la facilitación de comercio, la cooperación regulatoria y la agenda regional, en cuanto a la posición del sector industrial respecto de negociaciones comerciales y el arancel externo común, entre otras.

La declaración conjunta de la reunión plenaria dividió las prioridades de la colaboración bilateral en dos ejes.

El primero de ellos referido a las prioridades para las relaciones bilaterales mediante la facilitación de comercio, la cooperación regulatoria y la implementación de documentación electrónica para procesos de comercio exterior.

En cuanto a las prioridades para el Mercosur, los industriales de ambos países buscarán hacer foco en el debate sobre las propuestas de reducción de Arancel Externo Común, los avances en términos de las negociaciones extrarregionales, y la internalización de acuerdos pendientes y revisiones de acuerdos.

El documento firmado por ambas entidades establece la guía de trabajo para los próximos meses que llevarán adelante la UIA y CNI en forma conjunta.

Esa línea de acción deberá profundizar el compromiso “con la integración productiva, y las acciones que desde la iniciativa privada se están encarando para abordar los desafíos que las cadenas productivas regionales tienen por delante".

Se trata de aspectos vinculados a la productividad y la competitividad, entre los que se destacan el desarrollo tecnológico y de la industria 4.0, políticas activas en favor de la integración de valor, la inversión requerida en infraestructura energética, de caminos y de conectividad en la región”.

En el encuentro, el flamante presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, abordó el potencial de las industrias de ambos países: “en esta pandemia demostramos la capacidad de nuestras empresas para producir nuevos bienes que fueron necesarios, y abastecer en tiempo y forma en los momentos críticos".

"Tenemos un capital humano en ciencia y tecnología que junto a nuestra industria es capaz de crear valor y productos innovadores para la región y el mundo”, destacó el nuevo titular de la central empresaria argentina.

El presidente de la sección argentina del Cembrar, Luis Tendlarz, destacó que “como industriales del Mercosur ya afirmamos en marzo desde el Consejo Industrial del Mercosur que debates como el de la reducción del AEC o la flexibilización de los acuerdos comerciales no están teniendo en cuenta el cambio de contexto, de circunstancias y la realidad de nuestra región".

"Es necesaria la articulación pública privada para que las negociaciones promuevan la integración productiva y de inserción en el mundo, pero siendo francos en las desiguales condiciones con las cuales competimos con otros países y con realismo ante los resultados esperados”, enfatizó el directivo brasileño.

La reunión plenaria contó con la participación del presidente de la sección brasileña del Cembrar, Mauro Bellini; el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli; el embajador brasileño en Argentina, Reinaldo José de Almeida Salgado; el superintendente de Desarrollo Industrial de CNI, João Emílio Gonçalves y más de 120 empresarios de ambos países.


(Télam)