La embajadora de Indonesia en Argentina, Niniek Kun Naryatie, encabezó hoy en Buenos Aires el "Foro de Negocios de Indonesia, Paraíso de Oportunidades", con el objetivo de incrementar en el próximo año un 2,5% el comercio bilateral que actualmente llega a US$ 1.600 millones compuestos por US$ 1.400 millones de exportaciones argentinas y US$ 200 millones de importaciones a ese país asiático.

"Los objetivos de Indonesia para Brasil y Argentina tienen metas de aumentar 2,5% el comercio bilateral con cada uno de ambos países", explicó Gilang Adi Nugroho, director del Indonesian Trade Promotion Center (ITPC), el organismo de promoción de comercio exterior que opera, en América Latina, desde San Pablo, Brasil.

"El comercio bilateral entre Indonesia y Argentina alcanza a US$ 1.600 millones y esta presentación en Buenos Aires es un paso para comenzar a incrementar esa cifra, compuesta por US$ 200 millones de exportaciones hacia Argentina y US$ 1.400 millones de importaciones a este país", detalló Gilang Adi Nugroho.

Los proyectos comerciales indonesios incluyen el impulso al turismo receptivo así como la venta de café a la Argentina, producto que, fruto de más de 300 años de cultivos en su territorio que le permite ofrecer más de 39 variedades bajo la denominación Kopi, a modo de marca país.

El país asiático tiene para ofrecer textiles, productos de caucho, aceite de palma, productos forestales, calzados, autopartes, productos de mar como camarones y langostas, cacao y café.

Está dispuesta a importar productos de cuero, equipos médicos, hierbas medicinales, alimentos procesados, aceites esenciales y otros como vinos, aceites de oliva, frutos secos.

También importa soja para alimentar su ganado, especialmente desde los Estados Unidos.

En este objetivo de incrementar las relaciones económicas bilaterales, el trader Andi Killang Pakkanna Malaka expuso que "la carne argentina, para llegar a Indonesia deberá tener certificación Halal", debido a que este país es el que posee la mayor población musulmana del mundo, con 260 millones de habitantes, en su mayoría fieles del islamismo.

"En nuestro país está creciendo la demanda de carnes de ganado vacuno y pollos, y también buscamos alimentos que no contengan derivados de cerdo. En nuestro país todas las carnes necesitan la certificación Halal porque somos el mayor país musulmán del mundo. Por esto, la composición de los productos deben estar minuciosamente detallada en el packaging", dijo Gilang Adi Nugroho.

Durante 2018, Indonesia realizó distintas misiones comerciales por el mundo que les permitieron generar negocios por US$ 17.000 millones "y tiene un gran potencial y oportunidades para incrementar tanto las importaciones como las exportaciones en su relación con la Argentina", describió Pakkanna Malaka.

"Estamos tomando acciones concretas para promover el intercambio. Podemos facilitar los contactos para unir al comprador con el vendedor", enfatizó Gilang Adi Nugroho. (Télam)