Los operadores financieros aguardan en la mañana de hoy con especial interés la apertura y evolución del mercado, en el inicio de dos nuevas restricciones a la operatoria de dólares contra bonos y acciones conocidas como contado con liquidación y dólar Bolsa o MEP (Medios Electrónicos de Pago).

Los analistas mostraron opiniones divergentes sobre las consecuencias de las medidas surgidas de la Resolución General 895 de la Comisión Nacional de Valores (CNV) y la Comunicación "A" 7327 del Banco Central, difundidas el sábado 10 en el circuito financiero, aunque en todos los casos las relacionaron con el panorama que se presenta para la última parte del año: menos dólares genuinos por el final de la liquidación de soja y derivados, mayor emisión monetaria y dolarización de carteras por la proximidad de las elecciones.

En ese sentido, si bien algunos consideraron que el efecto de las nuevas medidas será relativo, muchos entendieron que las dificultades de acceso a la compra de dólares por los circuitos formales repercutirán en un aumento de su cotización en el segmento paralelo o "blue".

Las medidas se dieron a conocer en medio de la inactividad del mercado por el fin de semana largo, comenzaron a regir este lunes y fueron calificadas como "una mamushka de cepos" por el economista Gabriel Caamaño, de la Consultora Ledesma. A estas medidas "le tenés que decir ‘una mamushka de CEPOs’.

Es decir, un CEPO, adentro de otro CEPO y así sucesivamente para que haya tantos segmentos cada vez más chiquitos hasta que todos terminen mareados", graficó con ironía Caamaño, luego de conocer las dos nuevas normas de los organismos presididos por Adrián Cosentino y Miguel Ángel Pesce.

La resolución que la CNV dio a conocer el sábado (con fecha del jueves 8 de julio) fijó un tope de US$ 50.000 semanales para la operatoria de títulos públicos de legislación nacional (AL30) y un monto similar para los emitidos con ley extranjera (GD30) y al mismo tiempo una reducción del plazo de espera o "parking" de 3 a 2 días para el "contado con liqui", al tiempo que mantiene en 1 día el del dólar Bolsa o MEP.

El mismo sábado el BCRA complementó la restricción con más controles a grupos económicos, que no podrán acceder al MULC (Mercado Único y Libre de Cambios) para luego operar en el contado con liquidación con dos CUITs diferentes. Para hacerlo, deberán presentar una declaración jurada con 90 días de anticipación. Leonardo Svirsky, de Bull Markets Brokers, se anotó entre los críticos a las dos medidas que, a su juicio, "implican más cepo, que ya sabemos que nunca tuvieron buenos resultados".

"Está más que claro que quieren tomar el toro por las astas y empiojar el mercado", sostuvo en su cuenta de Twitter, en la que también señaló que "no hay plan y piensan hacer la plancha hasta después de las elecciones", tras lo cual, aseguró, "no va a quedar otra que una devaluación".

Para Agustín Etchebarne, de Libertad y Progreso, "el Gobierno luce desesperado por controlar la inflación hasta las elecciones" y para eso "ahora pone nuevas restricciones a las compras del dólar en todas sus formas, esta vez le tocó al Contado con Liquidación".

"Son nuevas cadenas sobre la economía que la van complicando un poco más y no servirán para contener la inflación más allá de las elecciones, es como poner más sello alrededor de una tapa en una olla a presión, pero al mismo tiempo sigue elevando la temperatura, porque la deuda remunerada del Banco Central sigue creciendo", remarcó.

El economista Mauro Mazza, que desde un principio cuestionó con dureza la medida de la CNV y luego la del BCRA, evaluó como "irremediable" que habrá "una brecha altísima" entre las diferentes cotizaciones del dólar. Asimismo, se preguntó "qué impide a la CNV, que fue tomada nuevamente por La Cámpora, que no vayan por los instrumentos financieros donde no hay cupos".

"Si eso pasa y no hay una rebelión, nos quedamos sin mercado y habrá miles en la calle en no más de un año", completó, con un factor que habitualmente no se tiene en cuenta en estos análisis, como es el del cierre de compañías y desempleo en el sector financiero.

Luego de anticipar que el mercado "se va a poner lindo" con la combinación de las nuevas regulaciones y el impacto positivo de la suba que hubo de los ADRs (acciones argentinas que cotizan en Wall Street) el viernes 9 de julio, el analista financiero Cristian Buteler sentenció que "la CNV acaba de dar una clara señal al mercado".

"Sigue sin haber dólares", indicó, al tiempo que adelantó que "como todo bien que escasea y es demandado, subirá su precio".

La opinión discordante estuvo a cargo del CEO de Cocos Capital, Ariel Sbdar, para quien la normativa "no cambia nada lo que teníamos hasta el jueves", ya que las limitaciones son para entidades pero no para personas humanas.

"Si sos cliente y querés hacer CCL con GD, podés hacer por pantalla 50.000 nominales, pero infinito por SENEBI (negociación bilateral)", aseguró

MB/KDV NA