El Gobierno nacional avanzará en la negociación de nuevos acuerdos sectoriales en procura de dotar de "mayor previsibilidad" a los precios durante los próximos meses y mejorar el funcionamiento de distintos segmentos productivos, como parte del paquete de medidas definidas hoy por el gabinete económico.

El Ministerio de Desarrollo Productivo informó que, en ese sentido, se negocia un acuerdo con la cadena de producción avícola, en la que se prevé incorporar compras de maíz con cobertura para dar certidumbre a la provisión y precio de este insumo.

Asimismo, la cartera que conduce el ministro Matías Kulfas anunció que dispondrá líneas de financiamiento a tasas subsidiadas para la mejora tecnológica del sector.

La cartera que conduce el ministro Matías Kulfas anunció que dispondrá líneas de financiamiento a tasas subsidiadas para la mejora tecnológica del sector.

A la par, también se anticipó la firma de un acuerdo con los principales proveedores de insumos industriales de uso difundido y de la construcción a los fines de sostener el precio vigente al mes de marzo hasta fin de año, con cláusula de revisión trimestral.

Este acuerdo incluye a los sectores productores de insumos textiles, cueros, madera, celulosa y papel, plásticos, químicos, hierro y acero, caucho y aluminio, cartón y vidrio y cemento.

De la misma manera, se firmará un acuerdo de precios con los principales fabricantes y cadenas de comercialización de productos de electrónica y electrodomésticos.

El acuerdo pretende mantener fijos los precios actuales hasta fines de octubre e incluye la estructuración de ofertas especiales de telefonía celular, TV y computadoras a precios muy accesibles, que serán comercializados a través de las plataformas electrónicas del Banco Nación y Correo Compras, entre otras.

En el gobierno se explicó que se observan aún comportamientos en la formación de precios que internalizan expectativas que no están alineadas a los principios del marco macroeconómico.

Para ello, consideran necesario profundizar la coordinación, mediante acuerdos y regulaciones que permitan una mayor previsibilidad para los próximos meses, que serán acompañados de controles y monitoreo sobre los formadores de precio, de modo que eviten la generalización de conductas especulativas. (Télam)