La Asociación Propietarios de Camiones (Aprocam) impulsa la apertura del Paso Internacional El Pehuenche, que une Malargüe en el sur provincial con la Región del Maule en Chile, que se encuentra totalmente asfaltado, para permitir el transporte de todo tipo de cargas, informó la entidad gremial-empresaria.

Del lado argentino se accede por la ruta nacional 145, en la provincia de Mendoza, y las localidades más próximas son Las Loicas, donde se encuentra la Aduana de Argentina, y Bardas Blancas, en el Departamento de Malargüe.

La entidad empresaria cuenta con la adhesión y apoyo de la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael; Cámara de Comercio de General Alvear; Cámara de Comercio de Malargüe; y el Concejo Deliberante de Malargüe, y se enviaron notas a Embajadas y ministerios involucrados de ambos países para pedir que se habilite el paso fronterizo para todo tipo de cargas.

Según Aprocam, su apertura redundará en una descongestión parcial del Sistema Cristo Redentor y una mejora sustancial de los costos logísticos de las mercaderías exportables de San Rafael, General Alvear y Malargüe.

Desde la Cámara de Comercio San Rafael alegan que invirtieron 50 años de lucha para lograr la pavimentación del paso y esto será en vano si no se logran activar las economías regionales, punto sumamente importante para el sur de la Provincia.

El impacto negativo de tener que enviar mercaderías desde el sur mendocino a través del paso Cristo Redentor, recorriendo más de 500 kilómetros adicionales, podría evitarse con la apertura del Paso El Pehuenche, lo cual redundaría en menores costos logísticos para toda la producción exportable del sur de Mendoza, aseguran.

Click to enlarge
A fallback.

A modo de ejemplo, la entidad transportista sostuvo que con solo 50 camiones diarios que elijan transitar por el Paso Pehuenche, se ahorrarían más de 2 horas de demoras en el Sistema Cristo Redentor, descomprimiendo el flujo de transportes de carga en el mismo.

A este pedido formal se incorporó el Cónsul Honorario de Chile con sede en Malargüe, Floridor González, cuya primera gestión es solicitar que los controles de SAG (equivalente a nuestro Senasa) se amplíen en el lado chileno apoyando a las ideas del equipo. (Télam)