El vicepresidente para América de la Asociación Internacional de Tráfico Aéreo (IATA), Peter Cerda, sostuvo hoy que el organismo "apoya" las medidas adoptadas por el gobierno argentino frente al avance de la pandemia y remarcó que están "trabajando coordinadamente" para "avanzar de la mejor manera hacia una recuperación de la actividad".

"Estamos en una permanente coordinación con el Ministerio de Transporte, con la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y vemos que la situación de la industria es mejor que en los últimos meses, aún cuando en estos momentos las medidas de restricciones que se están tomando debido al crecimiento de los casos de Covid son severas en el país", señaló el directivo.

Cerda en un dialogo virtual con la prensa regional destacó que "los casos en Argentina han ido creciendo y desde IATA estamos apoyando con todos los protocolos necesarios para garantizar la seguridad de los pasajeros, porque la necesidad de viajar se sigue manifestando".

En ese sentido reiteró que se está "trabajando en conjunto para asegurar una mayor cooperación entre el gobierno y los distintos sectores".

"El diálogo es constructivo y abierto y solamente pedimos de parte del gobierno un poco más de flexibilidad a la hora de autorizar el movimiento aéreo para ir logrando una recuperación del sector", aseguró el vicepresidente de IATA.

En cuanto a Sudamérica, Cerda afirmó que "la normalización de la actividad aérea va a depender, básicamente, de las decisiones gubernamentales respecto a la apertura de las fronteras" y recalcó que "la vacunación de los ciudadanos sigue siendo el camino a seguir", al tiempo que reclamó que los gobiernos puedan implementar "los pasaportes sanitarios para permitir más viajes y una recuperación de la industria".

"Hay un deseo para viajar, pero depende mucho de lo que las políticas que tengan los gobiernos sobre las cuarentenas de los pasajeros y el cierre de fronteras. Cuanto más rápido se abran más rápido pueden empezar en la recuperación económica y social del País y obviamente esto es estímulo positivo para las líneas aéreas", agregó.

Destacó que "en América Latina, el tráfico desde y dentro del Caribe latinoamericano, se redujo un 64.5% respecto a los niveles de 2019 y las aerolíneas han sufrido una caída de demanda de aproximadamente un 82,4% en relación al 2019, pero operaron el último mes con un factor de ocupación de 70,8, lo que es una clara señal de que la gente está queriendo viajar".

Recalcó que, mientras a nivel global "la venta de carga continuó con la tendencia positiva que ha tenido a lo largo del último año, con un aumento de la demanda del 4,4% en marzo del 2021 en comparación con 2019, en el caso de la región de América Latina donde el tráfico registró una disminución del 21,4 por ciento y esa es la educción más grande de cualquier región".

Cerda puntualizó que "si se miran los mercados domésticos de la Recuperación Regional, se ve algo de luz al final de este túnel muy oscuro y para el final del 2022 o en principios del 2023, se debería ver un número superior de movimiento, con respecto a 2019".

"Me refiero a que el número real de pasajeros crecerá más fuerte que los ingresos por kilómetro de pasajeros dado que el mercado interno se recuperará antes que los mercados internacionales, porque es una distancia corta y ya vimos lo que sucedió, en ese sentido, en varios mercados como en Colombia Perú, México, donde vimos una recuperación muy fuerte en el mercado doméstico", manifestó. (Télam)