El Ministro de Economía, Martín Guzmán, pidió hoy que el Fondo Monetario Internacional reasigne los Derechos Especiales de Giro (DEGs) que no utilicen los países desarrollados, no solo a las naciones pobres sino también a los de renta media.

”Hace falta un mecanismo que permita que los DEGs de los países que no los utilicen puedan ser transferidos a quienes sí los necesiten, no solo a los países de renta baja sino también a los de renta media. Eso ayudaría a tener una recuperación global más equitativa”, dijo Guzmán en la VII Reunión Iberoamericana de Ministras y Ministros de Hacienda y Economía.

El ministro destacó que los países de ingresos bajos y medios “enfrentan condiciones diferentes a los países avanzados para lidiar con la pandemia”, y por eso “el multilateralismo debe ser la vía para resolver los problemas globales”.

En ese marco “es necesario avanzar en marcos multilaterales que permitan a los países en situación de estrés de deuda poder resolver los problemas de una manera sostenible”.

Guzmán consideró que los sobrecargos que cobra el FMI a los países que se endeudan por sobre lo que establece el organismo “no están alineados con la misión“ de la entidad, “de dar lugar a una economía global más estable”.

Por eso “si queremos un multilateralismo más ágil, que brinde soluciones concretas, es fundamental que podamos avanzar inmediatamente en la suspensión de los sobrecargos de interés y posteriormente en la eliminación o revisión de esta política en el seno de las decisiones que toma el FMI”

”Hace falta un mecanismo que permita que los DEGs de los países que no los utilicen puedan ser transferidos a quienes sí los necesiten, no sólo a los países de renta baja sino también a los de renta media. Eso ayudaría a tener una recuperación global más equitativa”, aseguró el ministro.

Argentina debe renegociar unos US$ 44.000 millones que le adeuda al FMI, y otros US$ 2.500 millones al Club de Paris.

En el medio, espera que los países desarrollados cumplan con su iniciativa de ampliar los recursos que le dan al FMI, por lo que Argentina recibiría unos US$ 4.4000 millones en DEG los próximos meses, y pide que los que reciban los países desarrollados, y no los utilicen, sean reasignados.

Guzmán destacó que las naciones “enfrentamos grandes asimetrías para poder financiar las acciones para lidiar con las cuestiones del cambio climático. Esto requiere condiciones de financiamiento más equitativas”.

Para Guzmán existen “acciones concretas que requieren de la voluntad política a nivel global para implementarse”.

En este aspecto “ha habido avances en el último año sobre los marcos y condiciones para resolver los problemas de las deudas en situación de estrés, pero queda mucho más por hacerse. Es importante poder avanzar en marcos multilaterales que permitan a los países en situación de estrés de deuda poder resolver los problemas de una manera sostenible”.

Desde Argentina “el año pasado hemos realizado una reestructuración de deuda soberana y sabemos de las complejidades de estos procesos”, recordó Guzmán.

“Entendemos que hay países que van a estar en condiciones de estrés y no van a tener las mismas condiciones que tuvo Argentina. Por eso es muy importante continuar avanzando a nivel multilateral en la constitución de condiciones más adecuadas para resolver las crisis de deuda soberana”, pidió el ministro. (Télam)