El ministro de Economía, Martín Guzmán, dialogó hoy en Berlín con el director General de Política Económica y Financiera de la Cancillería alemana, Lars Hendrik Roller, sobre la renegociación con el FMI, la deuda con el Club de París y la arquitectura financiera internacional.

El encuentro de Guzmán con el principal asesor económico de la primera ministra Angela Merkel, durante casi dos horas, fue destacado hoy por el Palacio de Hacienda a través de un comunicado.

Argentina encarará una negociación con el Fondo Monetario Internacional para alcanzar un nuevo programa de financiamiento de la deuda por US$45.000 millones contraída durante el gobierno de Mauricio Macri.

Con el Club de París, por su parte, en mayo vence el plazo para el pago de un compromiso de alrededor de US$2.500 millones.

Durante el encuentro, Guzmán, en compañía del representante argentino ante el Fondo Monetario Internacional, Sergio Chodos, le entregó a Hendrik Roller “una carpeta con perspectivas y los principios en los cuales el país busca basar el programa con el FMI”.

También hablaron de la iniciativa de Guzmán en el tema de los Derechos Especiales de Giro del FMI y los sobrecargos de interés existentes en los programas de créditos del organismo.

“Fue una reunión muy positiva, con vínculos constructivos y estratégicos”, aseguró la cartera nacional.

También conversaron sobre las oportunidades de beneficios mutuos en cuanto a la relación entre Argentina y las empresas alemanas y los vínculos comerciales entre Europa y América del Sur.

Esta fue la segunda reunión que Guzmán mantuvo en Berlín, luego de iniciar el domingo su gira europea con una entrevista con su par de Economía y Energía de Alemania, Peter Altmaier.

Ayer, ambos ministros dialogaron sobre el rol de los organismos multilaterales en la recuperación de la economía global en el contexto de la pandemia del Covid-19.

Otro de los puntos que abordaron fueron las metas del acuerdo de París 2050, para combatir el cambio climático y acelerar las acciones e inversiones necesarias para un futuro ambiental sostenible.

La gira incluye también Italia, España y Francia, donde culminará el próximo viernes.

Los objetivos del viaje son "construir consensos y entendimientos sobre lo que la Argentina necesita para estabilizar su economía", y señalaron: "El objetivo es conseguir los apoyos necesarios de los accionistas del FMI (especialmente G7 y G20) para concretar un programa que le sirva a la Argentina".

El presidente Alberto Fernández resumió el último jueves el pedido argentino al Fondo Monetario de "revisar" las tasas y los "tiempos" de los créditos, en medio de la crisis por el coronavirus.

"Aspiro a que se revise todo, que se revisen las tasas y los tiempos para pagar la deuda", sostuvo el Presidente desde la residencia de Olivos, donde participó virtualmente del encuentro del Consejo Económico y Social mientras se recupera de la Covid-19.

Al respecto, el Comité del Fondo Monetario avanzó en estas discusiones, donde se definió una hoja de ruta con medidas "históricas" que beneficiarán a todos los países, en esta crisis sin precedentes.

El mayor consenso fue el de avanzar con una emisión excepcional de la moneda del FMI (DEG) para incrementar las reservas mundiales por US$ 650.000 millones, y en una reasignación de esos DEG adicionales para países más vulnerables.

La titular del FMI, Kristalina Georgieva, sostuvo que esta iniciativa "proporcionará un impulso de liquidez sustancial a todos nuestros miembros, especialmente a los más vulnerables".

Para la Argentina significarán más de US$ 4.000 millones adicionales en reservas.

Asimismo, continuó Georgieva, "la innovación que perseguimos es que algunos de nuestros miembros más acomodados puedan asignar sus DEG con el propósito común de llevar a los miembros más vulnerables a una posición más sólida", expresó.

Además de Chodos, acompañan a Guzmán, la titular de la Unidad de Coordinación y Gestión de Asuntos Internacionales, Maia Colodenco; y la jefa de Gabinete del Ministerio de Economía, Melina Mallamace. (Télam)