El ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió hoy el proyecto de ley que grava la renta inesperada y considero que "el acompañamiento del Congreso constituiría un estricto acto de justicia social".

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario expresó que "mientras que pocos se benefician con ganancias extraordinarias que no han sido fruto de más inversión o producción, sino simplemente del alza de los precios internacionales, del otro lado la gran mayoría sufre los efectos de la guerra pagando más por lo que se consume día a día".

El proyecto, que ingresó esta mañana en el Congreso, grava con una alícuota de 15% a la Renta Inesperada de empresas con ganancias extraordinarias.

Sergio Massa y Martin Guzman

Guzmán precisó que alcanzará a empresas "con ganancias de más de $ 1.000 millones que hayan crecido en términos reales, y cuyos márgenes sean muy altos (mayores a 10%) o hayan subido más de 20%, en 2022", según los términos del proyecto anunciado ayer por el Gobierno.

De esta forma, Guzmán explicó que "hoy en el mundo se busca hacer frente a la crisis distributiva que nos impone esta coyuntura global".

Según Guzmán, "las desigualdades son en gran parte la consecuencia de cómo se distribuye y ejercita el poder, y combatirlas es responsabilidad de quienes gobernamos para el bienestar del pueblo".

"Trabajamos para una Argentina con un sector privado pujante, que produzca más y genere más empleo. Y el verdadero progreso se da cuando el crecimiento es compartido. Este proyecto contribuye a ello", culminó Guzmán. (Télam)