El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró hoy que el Gobierno mantiene un "compromiso firme" con el programa económico que lleva adelante, al tiempo que remarcó que, para que el crecimiento pueda ser sostenido en el tiempo, es necesario un esquema "consistente".

Guzmán destacó el "objetivo absolutamente compartido por todos los que formamos parte de este gobierno" en cuanto a que "el salario real debe crecer" y que el crecimiento económico "debe ser compartido, debe ser equitativo" para que se convierte en "desarrollo" en vez de una "recuperación".

Asimismo, defendió el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aseguró que es un convenio de "no ajuste" y que, por el contrario, el ajuste se hubiera dado si no se hubiera concretado.

En declaraciones formuladas a la radio FM Urbana Play, el titular del Palacio de Hacienda sostuvo que a él no lo "preocupa" sino lo "ocupa" asegurar que la Argentina "pueda seguir en la senda de la recuperación económica", a la que calificó de "muy clara y fuerte", al tiempo que remarcó que "el año pasado la producción creció más de 10%, se crearon casi 1.200.000 millones de puestos de trabajo" y "la tasa del desempleo bajó del 13% en 2020 a 7%" en el último trimestre del año pasado.

"Desde el Gobierno Nacional mantenemos un compromiso firme con este programa, porque consideramos que es un programa para la recuperación económica que va a sentar las condiciones para bajar la inflación", subrayó el titular del Palacio de Hacienda.

En ese sentido, indicó que se están dando "pasos importantes buscando unir el corto plazo con el mediano plazo, que es algo a lo que no estamos demasiado acostumbrados en la Argentina, para que el país siga en una senda que sea de desarrollo económico de verdad".

"Para eso es fundamental seguir adelante con un esquema de política económica que sea consistente, es decir, que se pueda sostener en el tiempo, que apunte a estos objetivos de empleo, y poder contener y luego bajar la inflación", completó.

Guzmán manifestó su coincidencia de objetivos con los expresados el viernes último en Chaco por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en favor de un crecimiento con inclusión, que reduzca las desigualdades socioeconómicas.

Al respecto, resaltó que "la desigualdad personal de los ingresos bajó en 2021" y que "se crearon casi 1.200.000 puestos de trabajo".

"El Estado hizo protección social muy activa y eso ayudó a que el resultado que se dio en el año (2021) fuese una reducción de la distribución personal de los ingresos", señaló, para agregar que en la actualidad "estamos en una situación diferente", con "una economía con más fuerza desde el punto de vista de las condiciones de empleo".

En consecuencia, dijo, "están las condiciones dadas para que se vayan fortaleciendo los salarios reales y la dinámica sea menos heterogénea que el año pasado".

Al iniciar la extensa entrevista que brindó anoche y que fue difundida esta mañana, el ministro aseguró que el Gobierno mantiene un "compromiso firme" con el programa económico que lleva adelante y destacó la importancia de un esquema "consistente" para que éste pueda ser sostenido en el tiempo.

Respecto a las disidencias dentro de la coalición gobernante, Guzmán consideró "bienvenido el debate de ideas" y reclamó hacerlo "con seriedad", al tiempo que manifestó que en el Gobierno se trazó " un programa sobre bases que consideramos firmes, sensatas, para que esto ande".

En ese debate, señaló, "alguno puede decir '¿qué va a pasar con este programa? ¿se hace o no se hace?' Es una novedad, no está muy acostumbrada la Argentina a que los debates internos de una fuerza política sean públicos; bienvenido, llevemos adelante este debate", planteó.

"En la cuestión del programa hubo una parte de nuestro espacio político que no apoyó, votó en contra, es una realidad y es fáctico", indicó Guzmán.

Si bien reconoció que eso "por supuesto tiene un impacto en las expectativas, y eso es indiscutible", también rescató que "es un proceso que es un paso adelante en la Argentina".

"Si nos ponemos a analizar las propuestas de cada quien y analizarlas en serio, vamos a ver en dónde están las consistencias y dónde las inconsistencias", aseveró el ministro.

En ese sentido, defendió el acuerdo firmado con el FMI, ya que, sin él, "iban a haber menos dólares, no más dólares", y recordó que, "cuando en la Argentina hay menos dólares, hay ajuste".

"El no acuerdo era ajuste, lo que había que lograr era un acuerdo de no ajuste, y eso fue lo que logramos", puntualizó.

(Télam)