El Gobierno nacional, las empresas de la construcción y el gremio del sector destacaron la consolidación que se está registrando en los niveles de actividad, el empleo y los insumos de la industria que reflejan indicadores positivos desde agosto por el impulso de la obra pública y la privada.

El sector de la construcción aumentó un 4,4% durante enero de 2021 (último dato relevado) respecto al mes anterior, lo que representa un incremento consecutivo de la actividad desde agosto.

En ese sentido, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, afirmó que "la construcción viene reactivándose mes a mes y eso tiene que ver con la decisión que tomó el Gobierno nacional de duplicar los recursos presupuestarios para obras y viviendas".

El titular de la cartera de obras públicas aseguró a Télam que en la actualidad "hay más de 1.000 obras en ejecución que son cientos de localidades, miles de empleos y familias beneficiándose. Las promesas de este Gobierno se cumplen, porque eso es lo que cada argentino y argentina merece".

Para el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Iván Szczech, los datos muestran que "se está revirtiendo el ciclo tras años de caída de la actividad en el sector y, lo más importante, se está recuperando el empleo", al destacar "el impulso de las obras privadas, pero sin lugar a dudas, el rol del Estado nacional para consolidar el crecimiento con obras en todas las provincias".

Szczech afirmó a esta agencia que "la mejora en la competitividad de todos los sectores de la economía es fundamental" para apuntalar el crecimiento de la construcción, y se manifestó "muy optimista en cuanto a la consolidación de esta tendencia en función del presupuesto récord sobre los últimos años".

Al respecto, el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción, Gerardo Martínez, coincidió en que "los índices de recuperación que se vienen registrando en el sector son alentadores, en especial para una industria que venía con una inercia de caída constante de actividad y pérdida de puestos de trabajo desde hace varios años, agravada el año pasado por efecto de la pandemia".

En esa línea, el gremialista aseguró que "en los últimos meses se constata una recuperación sostenida de puestos de trabajo", y en ese marco "la decisión política del Gobierno nacional de dar impulso a la inversión en obra pública es acertada y estratégica, ya que la construcción es multiplicadora de empleo y actividad económica".

Las expectativas favorables del sector están ancladas no sólo en el crecimiento del 4,4% de la actividad durante enero, sino también en el desempeño de los insumos para la construcción, destinados a obras públicas como privadas, que marcaron un crecimiento en relación al mismo mes del año anterior.

Entre esos insumos se destacan un 51% de incremento en la demanda de pisos y revestimientos cerámicos; 44,1% en ladrillos huecos; 35,8% asfalto; 30,2% hierro redondo y aceros; 29,3% hormigón elaborado; y 20,1% cemento portland, entre otros productos de alta utilización para la construcción.

Con respecto a los puestos de trabajos, las estadísticas del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (OEDE) y el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC) registraron un ascenso entre agosto y diciembre, superando abril, donde se observó el efecto de la pandemia del Covid-19, y que se sumó a la caída de los empleos registrados en el sector, a partir de la mitad del año 2019.

Se destaca que el cuarto trimestre de 2020 culminó con un promedio de ocupación de 294.623 puestos de trabajo registrados, lo que representa un 7,2% más que el trimestre anterior.

Asimismo, las empresas registradas en el sector que emplean hasta 9 personas crecieron a un 76,7% del total de empleadores en actividad durante 2020, cuando en 2019 representaban el 73,2%. (Télam)