El director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, aseguró hoy se está avanzando con controles que ataquen "el gran problema, que es la evasión", y destacó la actuación de un Estado presente en los operativos.

En diálogo esta mañana con radio AM 750, Girard comentó que "15 grandes supermercados explican el 80% de las ventas totales en la provincia de Buenos Aires, o sea hay un altísimo grado de concentración", y agregó que ahí está también "el poder de monopolio, el poder de especulación de precio".

Sobre ello, aseguró que existe la "especulación de aumentar precios" y mencionó a "voceros como (Federico) Braun de La Anónima riéndose de que pasan estas cosas".

Dijo que, en los últimos cuatro años, ARBA hizo fiscalizaciones a 10 de estas 15 cadenas, y subrayó los "incumplimientos de distinto índole, pero a valores actualizados aproximadamente la evasión detectada está en torno de los 250 millones de pesos".

El titular del ente recaudador explicó que se encuentran "con maniobras elusivas evasivas, que son muy complejas, como por ejemplo la puntera de góndola", una maniobra mediante la que, los supermercados venden el espacio de ubicación de los productos que se le cobra a sus productores.

"Ahora en lugar de facturarle y generar un ingreso adicional para el supermercado -que debería pagar ingresos brutos-, lo que hacen es gestionar un descuento del costo de la mercadería que compran; tienen una rentabilidad mayor por la puntera de góndola, pero no se traduce en aumento de los ingresos, por lo tanto no pagan ingresos brutos como corresponde por unas ventas mayores que las que declaran", indicó.

En ese sentido, afirmó que los niveles de evasión que se registran "son significativos", y dijo que hay "un nivel de incumplimiento en camiones, en torno al 18%, que están en infracción".

"Hicimos un control estas dos semanas de 800 camiones entrando y saliendo a grandes centros de distribución de logística de las cadenas, y 20 camiones interdictados que no tenían papeles, o sea, son de los proveedores, pero vos le compras a un proveedor que viene sin papeles. Tenemos que corregir esas conductas", aseguró.

En este contexto, afirmó que se está "avanzando con los controles para poner en línea toda la cadena empezando por los supermercados", pero adelantó que también irán "hacia los grandes productores de alimentos que también tienen un alto grado de concentración y mucho poder de mercado".

Girad mencionó la importancia de "un Estado más presente que controle y que ataque este gran problema, que es la evasión y la concentración con este políticas que incentivan y alimentan la inflación, en un contexto donde la gran mayoría está teniendo problemas para llegar a fin de mes".

Por otro lado, mencionó que en las últimas dos semanas los operativos de que realizan en los comercios muestran una mejora en el cumplimiento en materia de Precios Cuidados.

"Esta semana hemos visto que van mejorando las evaluaciones en las distintas cadenas, pasamos de tener algunos rojos en abastecimiento a tener amarillos, quiere decir que a partir de la presencia del Estado y el control del Estado en estos establecimientos empezamos a ver una mejora en términos de abastecimiento, lo mismo en la señalización, ya se corrigió completamente en todas las cadenas", aseguró.

Señaló la importancia de estos controles ya que, si un cliente "va a buscar un precio cuidado y la góndola está vacía, se refuerza la idea que si el Estado controla se genera un desabastecimiento y una restricción de la oferta y eso empeora el proceso de aumento de precios; cuando todos sabemos que las causas de la inflación no tienen que ver con un exceso de la demanda".

"Lo que tenemos que hacer es que quienes estamos ocupando estos cargos ponernos a disposición del despliegue de estas políticas y tratar de mejorar el cumplimiento, que es lo que estamos viendo estas dos semanas en materia de precios cuidados", resumió. (Télam)