Las reuniones llevadas a cabo el lunes último en Washington en el marco de la gira encabezada por el ministro de Economía, Sergio Massa, llevaron a la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, a destacar hoy que "es una buena señal" que todo el Gobierno argentino está enfocado en implementar el programa acordado, por el que se refinanció la deuda de US$ 44.500 millones contraída por la gestión de Mauricio Macri.

"Me impresionó la composición del equipo. Massa participó de la reunión junto con el presidente del Banco Central (Miguel Pesce) y personas clave de su equipo, y esa es una buena señal de que todo el Gobierno está enfocado en implementar el programa", indicó la directora gerente del FMI en una entrevista difundida a través de YouTube.

"Él reconoció, y yo también, con seriedad, que los problemas que enfrenta la Argentina son muy significativos", dijo Georgieva sobre lo conversado con Massa.

"En el primer lugar de la lista está la inflación, que es devastadora, en especial para las personas pobres de la Argentina", añadió.

"La conversación fue fundamental y se extendió", puntualizó Georgieva, y enfatizó: "Me fui con la sensación de que tenemos un socio con el que podemos trabajar bien".

El FMI está analizando el cumplimiento de las metas del segundo trimestre, y, en este sentido, el Gobierno argentino se comprometió a reducir el déficit primario al 2,5% del PBI en 2022; al 1,9% para 2023 y al 0,9% para 2024.

Al regresar al país, Massa se reunió ayer con el presidente Alberto Fernández en Casa Rosada para analizar los alcances de la gira que llevó adelante en Estados Unidos.

Se destacaron las reuniones de trabajo del titular del Palacio de Hacienda con funcionarios del Gobierno estadounidense, como la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, e inversores y empresarios de ese país.

A su vez, le informó al Presidente los avances en las gestiones con los organismos internacionales de crédito, luego de los encuentros con Georgieva y con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone.

En la reunión con este último, Massa logró que dicho organismo libere créditos por US$ 3.000 millones, de los cuales US$ 1.200 irán a las reservas (US$ 500 millones se desembolsarán el 30 de septiembre y el resto, el 30 de diciembre del corriente año).

"El apoyo del BID es muy importante por lo que representa para la acumulación de reservas y para muchas provincias en obras viales, para el turismo, y obras que tienen que ver con aguas, cloacas y para viviendas", expresó.

En cuanto al encuentro con Yellen, el mismo no estaba pautado en la agenda inicial del ministro, con lo cual su irrupción –estaba presente el asesor David Lipton– fue interpretada como una señal de apoyo, de cara a la inminente votación en el directorio del organismo de la segunda revisión del programa del FMI, donde EEUU es el principal accionista.

Tras ello, Massa resumió en un tweet que fue una "muy positiva reunión", y se mostró confiado en contar en breve con un intercambio de información fiscal entre ambos países.

Entre otros temas conversados con Yellen, se profundizó sobre el acuerdo AFIP e IRS para la aplicación de la Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras, sobre lo cual "está todo el trabajo técnico terminado y listo para implementarse cuando haya firma del acuerdo".

Una vez concluida la gira, la titular del Banco Nación, Silvina Batakis, que participó de la reunión con Georgieva, afirmó en declaraciones radiales que “el FMI reconoció los esfuerzos de Argentina por aumentar sus reservas, así como por tratar de estar en un sendero de estabilidad fiscal, y con tasas de interés en corredores positivos”.

En tanto, el embajador argentino en EEUU, Jorge Argüello, se mostró “optimista” respecto de las negociaciones con el Fondo, sobre lo cual Massa aseguró que el documento final estará listo “en los próximos días” y, así, habrá un “staff agreement” favorables al país para que pueda ser aprobado por el directorio del organismo.

A su turno, el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, consideró que gracias al viaje del ministro la Argentina vuelve a estar “en la mesa de las negociaciones” porque se logró “despejar todas las dudas sobre el pago de los compromisos, que se nos decía que íbamos a ir a una reprogramación de esa deuda”.

En esta línea, el director del BCRA, Agustín D’Attellis, sostuvo hoy en declaraciones a FM 93.7 que “la gira abrió varios frentes” que estaban cerrados, ya que –ejemplificó– “había una relación tensa entre el Gobierno y el BID y Massa pudo destrabarla”. (Télam)