La presidenta de AySA, Malena Galmarini, y el titular del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa), Enrique Cresto, mantuvieron hoy una reunión con el coordinador de Proyectos Especiales Internacionales de la empresa israelí Mekorot, el argentino Diego Berger, con el objetivo de coordinar junto a los diferentes organismos nacionales involucrados en el mundo del agua, los lineamientos necesarios para trabajar bajo un criterio común sobre el desarrollo y uso del recurso.

Según informaron desde Aysa, en el encuentro también estuvieron el secretario general del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (Sgbatos), José Luis Lingeri; el director de Relaciones Internacionales de AySA, Gonzalo Meschengieser; y el asesor Francisco Capurro Robles.

“Fue una reunión muy productiva, viene a colación de reuniones que ya venimos teniendo con otros ministerios, con varios organismos. En el caso de hoy recibimos a Diego Berger que es el director de proyectos especiales de Mekorot; es importantísimo lo que venimos realizando desde AySA, desde Enhosa, desde las provincias y los municipios, para alcanzar ese objetivo que nos propone la ONU que es la accesibilidad universal al agua y al saneamiento cloacal”, afirmó Galmarini.

En tanto, Berger sostuvo que “a continuación del viaje a Israel de la delegación con Wado de Pedro, los ministros y los gobernadores, la semana pasada se hizo una reunión en Casa Rosada donde pudimos también reunirnos con la presidenta de AySA, Malena Galmarini. La idea es ahora empezar a trabajar en conjunto y que los podamos asesorar en cómo hacer para gestionar los recursos hídricos y hacer una compañía aún más eficiente”.

Cresto, por su parte, señaló que “Aysa es el prestador más importante que tiene Argentina, el segundo en Sudamérica, y esta reunión de trabajo fue para articular la forma en que, con Enhosa también, podamos lograr que los otros 1700 prestadores que tiene la Argentina reciban la capacitación y las herramientas para empezar a replicar todas las buenas políticas públicas que tienen AySA y Mekorot”. (Télam)