Los precios del petróleo registraron hoy fuertes subas por segundo día consecutivo, impulsados por compras a buen precio, un mayor apetito por el riesgo en el mercado, el repliegue del dólar y temores sobre la oferta de crudo.

Esta combinación de factores llevó al Brent del Mar del Norte para entrega en noviembre a US$ 92,84 el barril, 4,13% por encima del cierre del jueves en Londres; y el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en octubre a US$ 86,79, que significó una suba 3,89% en Nueva York.

El comportamiento de los precios desde el jueves "se explica sobre todo por el retorno del apetito por el riesgo", comentó John Kilduff, de Again Capital, según la agencia de noticias AFP.

Este cambio en el mercado hizo ceder al dólar, valor refugio por excelencia, y eso abarató el petróleo para inversores en otras divisas.

Para el analista, la suba del crudo se debió también al mensaje de la Casa Blanca, que indicó que no planea continuar utilizando masivamente sus reservas estratégicas luego de octubre.

La amenaza del presidente ruso, Vladimir Putin, de cesar la entrega de hidrocarburos a cualquier país que ponga un tope a los precios del crudo ruso, proyecto de la Unión Europea y el G7, también sostuvo las cotizaciones.

Según Kilduff, el repunte podría ceder rápidamente por los temores de recesión global y la ola de confinamientos en China. (Télam)