Los precios del petróleo cayeron hoy con fuerza como consecuencia de los nuevos brotes de coronavirus registrados en la India y que se extienden al sudeste asiático y amenazan con frenar la demanda de crudo.

El barril de la variedad WTI bajó 3,5% y cerró en 63,80 dólares mientras que el tipo Brent cayó 3,4% y se pactó en 67 dólares, de acuerdo con datos proporcionados por la agencia Bloomberg.

El mercado también se vio aliviado por la normalización del suministro de combustibles por parte de Colonial Pipeline luego de que la compañía informó que pagó 5 millones de dólares a los hackers que bloquearon sus sistemas productivos, desde el fin de semana.

El propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró hoy que el flujo de combustibles en la Costa Este quedará normalizado pasado mañana.

Los precios también estuvieron bajo presión debido a que un aumento de las materias primas, la escasez de mano de obra y los datos de precios al consumidor mucho más fuertes de lo esperado esta semana que han avivado las preocupaciones sobre la inflación.

Los temores inflacionarios han llevado a algunos inversores para que retiren algunas ganancias de la mesa con sus operaciones de energía.

Sin embargo, el brote del Covid-19 en la India amenaza con extenderse por todo el sudeste asiático frenando la demanda mundial de combustibles en una de las zonas más densamente pobladas del planeta.

Sólo en la India se registraron ayer más de 360.000 nuevas infecciones, convirtiéndose en el segundo país con mayor cantidad de casos.

Los pronósticos alentadores tanto de la Agencia de Informaciones de Energía como de la OPEP se vieron rápidamente ensombrecidos como consecuencia del aumento en el número de infecciones.

Por su parte, el oro recuperó 0,2% y cerró en 1.828 dólares por onza. (Télam)