Los precios del petróleo bajaron hoy con fuerza en Nueva York luego de que se conociera un aumento en los inventarios de combustibles y la perspectiva de un eventual acuerdo de producción en el cartel de la OPEP+ para asegurar los bombeos hasta fines de 2.022.

El barril de la variedad WTI bajó 3,4% para cerrar en 72,70 dólares mientras que el tipo Brent cayó 2,7% y se pactó en 74,50 dólares según cifras suministradas por el New York Mercantil Exchange (Nymex).

La Agencia de Informaciones de Energía (EIA por sus siglas en inglés) informó hoy que "los inventarios comerciales de petróleo crudo de EE.UU. (excluidas las Reservas Estratégicas de Petróleo) disminuyeron 7,9 millones de barriles respecto a la semana anterior".

Las existencias alcanzaron los 437,6 millones de barriles y los inventarios de petróleo crudo de EE.UU. están aproximadamente un 8% por debajo del promedio de los últimos cinco años para esta época del año.

En cuanto a los inventarios totales de naftas aumentaron en un millón de barriles la semana pasada y están aproximadamente un 1% por debajo del promedio de los últimos cinco años para esta época del año.

Los inventarios en el centro de almacenamiento más grande del país en Cushing, Oklahoma, cayeron en 1,6 millones de barriles.

Mientras tanto, algunas versiones periodísticas mencionaron que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (UAE) habían resuelto sus diferencias respecto de los niveles de producción, algo que no fue confirmado por Abu Dhabi.

Los indicadores técnicos también mostraron que el crudo estaba cerca del nivel de sobrecompra, lo cual indica que el petróleo podría estar a punto de retroceder.

La recuperación económica en países como Estados Unidos y China ha aumentado el consumo de combustible a lo largo de este año, impulsando los precios del petróleo por encima del 50%.

El aumento de la demanda, especialmente durante la temporada alta de viajes de verano en los EE.UU., generó advertencias sobre un déficit de oferta cada vez más profundo después de que las conversaciones de la OPEP + sobre un aumento de la producción se rompieron a principios de este mes.

La última propuesta que se había barajado en las últimas horas, es que se aseguraba a los UAE, una cuota de bombeos de 3,6 millones de barriles diarios, a partir de abril del año próximo y de esa forma se podrían extender los acuerdos de producción hasta fin de diciembre de 2022.

De todas formas, las conversaciones de la OPEP+ están en curso. y ahora el acuerdo debería ser aprobado por todos los miembros del cartel, antes de que pueda entrar en vigor.

Si el compromiso se ratifica en una nueva reunión, podría abrir el camino a una mayor producción, aunque algunos miembros ya han asegurado la mayor parte de sus volúmenes de suministro para agosto.

La coalición de 23 naciones tiene como objetivo restaurar los suministros en cuotas de 400.000 barriles por día hasta finales de 2022.

La pausa en las negociaciones introdujo volatilidad en el mercado durante la última semana, mientras que la oferta a corto plazo seguía siendo cuestionada.

En tanto, el oro subió nuevamente 1,1% para cerrar en 1.827 dólares por onza, al nivel máximo del último mes, luego de conocerse los datos de inflación en los Estados Unidos.

(Télam)