Las exportaciones argentinas de productos alimenticios alcanzaron los US$ 2.125 millones en junio y registraron un avance de 50,4% interanual traccionadas por los mayores precios internacionales, indicó la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

En cantidades, las ventas externas en el sexto mes del año alcanzaron las 3,76 millones de toneladas, con un leve avance de 2,1% interanual, agregó la consultora en su informe económico semanal correspondiente al Sector Alimentos.

"La diferencia entre los valores y cantidades se explica por una suba del 47,3% del precio medio de los envíos, ante los buenos niveles actuales de precios internacionales", destacó el trabajo.

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores, "la cercanía electoral podría traer un doble efecto sobre el sector: ralentizar las exportaciones frente al aumento de la incertidumbre, pero impulsar las ventas internas a partir de la recomposición de los ingresos".

Durante junio, la industrialización de alimentos sostuvo la expansión al crecer 5,1%, mejorando respecto de mayo, con buenos indicadores en los distintos segmentos.

El segmento oleaginoso volvió a ser el principal impulsor sectorial, con un crecimiento de 15,5% interanual en los aceites, mientras que los subproductos lo hicieron a un ritmo de 13,7% respecto a igual mes de 2020.

La producción primaria láctea también aportó al crecimiento sectorial y mostró un avance de 3% interanual, para abastecer el crecimiento de la demanda externa.

La harina de trigo volvió a mostrar un descenso, esta vez de 4,1% interanual, por los altos niveles de comparación (pico de demanda en cuarentena), los menores niveles de oferta primaria y dificultades de rentabilidad.

Las ventas de harinas presentaron un descenso de 6,1% en el acumulado de 2021, al alcanzar las 1,88 millones de toneladas respecto a igual período de 2020; que fue de 9,4% interanual (318 miles de toneladas) en junio, siempre frente a altos niveles de comparación.

Por su parte, las ventas al mercado interno de azúcar en junio se ubicaron en 181 miles de toneladas y crecieron 0,6% respecto a igual mes de 2020; y durante los primeros seis meses del año mostraron un leve descenso de 0,2%.

En cuanto a las ventas al mercado interno de productos lácteos, en mayo la leche en polvo mostró un descenso de 15,7%, la leche fluida cayó 19,6% interanual y los quesos subieron 6,4%. (Télam)