El Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa) y el gobierno de Neuquén firmaron hoy el contrato para la construcción de un nuevo sistema de agua potable para Junín de los Andes, con una inversión de $640 millones y plazo de ejecución de 15 meses.

El acta se firmó en dependencias del Enhosa, en la ciudad de Buenos Aires, con la participación del gobernador, Omar Gutiérrez y el intendente de Junín de los Andes, Carlos Corazini.

Gutiérrez destacó “el trabajo en conjunto y en equipo, que permite llevar adelante una obra histórica y decisiva para seguir fortaleciendo el arraigo del querido pueblo de Junín de los Andes”.

“Es una obra que va a permitir avanzar en el cuidado del medioambiente y de nuestros recursos naturales y afianzar el desarrollo de la salud del pueblo de Junín de los Andes”, aseguró.

El gobernador neuquino precisó que “es una inversión de más de 600 millones de pesos, que además forma parte de un proceso de recuperación y reactivación del desarrollo económico, comprando los materiales en la zona, empleando mano de obra local y generando trabajo en la localidad”.

El intendente de Junín de los Andes, Carlos Corazini dijo que “se trata de la firma del contrato de la obra más importante de agua potable que se va a hacer en Junín de los Andes, que tiene que ver con el recambio de cañerías en todo lo que es el casco histórico e incluye cuatro barrios”.

La obra consiste en la construcción de dos nuevas tomas sobre el río Chimehuín, nueva cisterna de 500 metros cúbicos, refuerzo de cañerías maestras en áreas de expansión del ejido urbano y reemplazo de cañerías existentes de 63 milímetros por nuevas de 75 milímetros en barrios consolidados de la localidad. (Télam)