El director ejecutivo de la empresa Eramine Sudamérica, filial local de Eramet, Daniel Chávez Díaz, destacó que el Régimen de Fomento de Inversión para las Exportaciones vigente desde abril permitió destrabar la inversión por US$400 millones para el desarrollo del proyecto de litio Centenario-Ratones en Salta.

El directivo, en declaraciones formuladas en Casa de Gobierno tras una reunión con el presidente Alberto Fernández, dijo que la decisión de promover las inversiones, formalizada a través de la sanción del decreto 234/2021, "permitió resolver una de las situaciones que preocupaban, especialmente en el manejo de divisas".

Chávez Díaz señaló que, además, encontraron "una muy buena predisposición del presidente del Banco Central y del ministro de Economía" para avanzar en tratativas sobre "las condiciones establecidas en el decreto 234/2021".

"Esto nos permite retomar el proyecto de construir una planta de carbonato de litio grado batería, que empiece a producir a principios del año 24, con un plantel de más de 300 trabajadores, y en los momento pico de la construcción con empleo de unas 900 personas", señaló.

Chávez Díaz precisó que la empresa prevé "un costo operativo en producción de 85 millones de dólares anuales" de los cuales "Salta va a tener entre 45 y 50 millones que van a quedar en la provincia, entre pago de salarios y a proveedores, entre otros conceptos".

Por su parte, el director de la filial argentina de la empresa, Juan Archibaldo Lanús, sostuvo que "uno de los factores que ha incidido notablemente en la decisión del directorio de retomar el proyecto es la mejora y un ambiente mucho más favorable a las inversiones extranjeras en los últimos meses en la Argentina".

Click to enlarge
A fallback.

"El país se ha transformado para proyectos como el nuestro en un territorio económico y un ambiente muy favorable a las inversiones extranjeras", sostuvo, y afirmó que "esto se logró gracias una sinergia de una relación pública privada muy intensa que mantuvimos con las autoridades en los últimos meses".

La empresa Eramet controlará el proyecto, con una participación del 50,1%, y asumirá la responsabilidad de la gestión operativa, mientras que su socio chino Tsingshan financiará la construcción de la planta y entrará en el proyecto con hasta un 49,9%.

(Télam)