La cosecha de maíz finalizó con una producción de 50,5 millones de toneladas, lo que significó una caída de un millón de toneladas respecto al ciclo 2020/21, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

A pesar de este retroceso en el cotejo interanual, el dato relevante fue que la producción de la actual campaña se ubicó 8 millones de toneladas por encima del promedio productivo de los últimos cinco años.

En lo que respecta a otros cultivos, la falta de lluvias agravó durante la semana la condición del trigo y de la cebada, en conjunto con la acción de los vientos y nuevas heladas relevadas, detalló el informe.

Si bien todavía quedan algunos lotes puntuales por trillar en el sur del área agrícola, la entidad bursátil dio por finalizados los trabajos de recolección del grano amarillo,

Las cosechadoras lograron un progreso de 1,9 puntos porcentuales durante los últimos 7 días y se logró cubrir una superficie de 6,45 millones de hectáreas, que arrojaron un rendimiento de 78,6 quintales por hectárea (qq/ha), con picos de 92,9 qq/ha en el núcleo norte.

Con 50,5 millones de toneladas cosechadas, la campaña 2020/21 se posicionó como la tercer mejor desde que la entidad tiene registros y solo por debajo de los dos ciclos anteriores.

Por el lado de los cereales de invierno, la falta de lluvias continuó con el agravamiento del estado de los cultivos.

En trigo, la condición hídrica entre adecuada y óptima cayó 7,9 puntos porcentuales respecto a la semana anterior.

"La falta de lluvias agrava la situación de déficit hídrico y provoca disminución del crecimiento del

cultivo y demoras en el desarrollo, demorando la transición a estadíos reproductivos de los cuadros tardíos", explicó la entidad.

Sumado a las condiciones restrictivas de humedad, la acción de los vientos y nuevos eventos de heladas generaron daños en las plantas y dieron lugar a una caída de la condición del cultivo buena a excelente de 5,3 puntos porcentuales.

"De no registrar nuevas precipitaciones, el rinde potencial a cosecha podría verse afectado", advirtió la BCBA.

Por último, la siembra de girasol superó las 155.000 hectáreas, registrando un avance del 9,1 % de las 1,7 millones de hectáreas proyectadas.

(Télam)