El ministro de Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi, afirmó hoy que la construcción de viviendas "le cambia la vida a la familia, genera empleo de calidad y fortalece el proceso productivo", y destacó la reactivación y finalización de obras abandonadas por el gobierno de Cambiemos.

"Se trata de 55.000 viviendas en todo el país con diferentes grados de avance que la gestión anterior abandonó y que, gracias a la aprobación en ambas cámaras de la Ley de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, se podrán volver a poner en marcha", subrayó Ferraresi, en un comunicado.

Asimismo, precisó que "fue el presidente Alberto Fernández quien nos pidió que trabajemos para poner en valor un derecho tan fundamental como lo es el acceso a la vivienda", porque remarcó que "no sólo les cambia la vida a las familias, sino que además genera puestos de trabajo y empleo de calidad y fortalecen el proceso productivo que será el motor económico en la reconstrucción de la Argentina".

El Ministerio oficializó la semana pasada la creación del Programa Reconstruir, que tiene como objetivo la reactivación y finalización de aquellas obras de vivienda que se encuentren paralizadas en su ejecución, como asimismo aquellas que, habiendo sido proyectadas o aprobadas, no han sido iniciadas.

"El programa contará con una inversión de $ 110.000 millones para finalizar las 55.000 viviendas que fueron abandonadas durante la gestión del expresidente Mauricio Macri cuando se encontraban en proceso de construcción a cargo de distintos entes ejecutores, con financiamiento del Estado Nacional", puntualizó el Ministerio.

Precisó que la Autoridad de Aplicación del programa será la Secretaría de Hábitat que conduce Santiago Maggiotti, quien tendrá a su cargo la formulación de las normas aclaratorias, complementarias e interpretativas, y la emisión de los actos administrativos que resulten necesarios para la ejecución del mismo, en el marco de sus competencias.

Por su parte, los entes ejecutores deberán adherirse y efectuar la solicitud de financiamiento de las soluciones habitacionales.

Maggiotti explicó a Télam que "de las viviendas que se inició su construcción, tenemos diferentes grados de avance", y precisó que "algunas están al 60%, otras al 80% y otras al 90%".

"Hay viviendas que se terminarán en cinco o seis meses, y otras en un año. Una parte será de terminación muy rápida a partir de que los municipios y las provincias presenten su adhesión al programa. Entonces rápidamente se va a poder ejecutar", indicó el secretario. (Télam)