La diputada nacional por el Frente de Todos (FdT), Fernanda Vallejos, señaló hoy que "una justa distribución es impulso del crecimiento", por lo que consideró "aplicar políticas de mejora distributiva orientadas a generar mayor consumo popular para traccionar la actividad".

En una charla virtual organizada por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), la legisladora afirmó que "distribuir para recomponer la calidad de vida y la capacidad de compra es una política de pura racionalidad económica para garantizar, por la vía del mayor consumo, el crecimiento de la actividad y el empleo y la puesta en marcha de la rueda virtuosa de la economía".

"La verdadera disputa (distributiva) está centrada en la obscena concentración de un 10% más rico que acapara más del 30% del ingreso nacional, contra un 10% más pobre que apenas participa de algo más del 1%", agregó la economista.

Vallejos sostuvo también que resolver el problema de la restricción externa (faltante de dólares) "es condición para que el crecimiento" deje de frenarse una vez iniciado.

Por su parte, el diputado nacional por Juntos por el Cambio (JxC), Luciano Laspina, otro de los disertantes del encuentro organizado por el centro de estudios, consideró que "el aumento del gasto social no es condición suficiente para reducir la pobreza" y puntualizó que "la estanflación del kirchnerismo arrancó allá por el año 2010. Ahí empieza una suerte de 'stop and go', y ni hablar del 2011 en adelante".

"Solo subiendo el gasto público un poco más para que aparezcan las inversiones, no funciona, porque esa estanflación y ese estancamiento del PBI per cápita coincide con una etapa de enorme gasto público y también de las políticas sociales. Esa receta no vale", concluyó el economista. (Télam)