Las ventas externas de golosinas, galletitas y snacks alcanzaron en el primer cuatrimestre los US$ 61,2 millones, es decir un incremento interanual de 7,5%, un desempeño impulsado por la suba del 8,9% en las exportaciones del segmento golosinas.

Así se desprende del informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES), del que se desprende que en los cuatro primeros meses de 2021, las exportaciones de golosinas, galletitas y snacks alcanzaron los US$ 61,2 millones, que representaron una suba anual de 7,5%.

Del total exportado por el sector, US$ 44,1 millones correspondieron a ventas de golosinas (suba de 8,9% respecto de 2020), mientras que US$ 12,6 millones son exportaciones de galletitas (suba de 3,6%).

En volúmenes, las exportaciones totales del sector crecieron un 15,8% al totalizar 22,7 miles de toneladas en el primer cuatrimestre del 2021.

Las importaciones en valores de golosinas, galletitas y snacks se desplomaron un 18% en 2020, al importar por un valor de US$ 77,2 millones (el menor valor desde 2008).

Esta tendencia se acentuó en los primeros cuatro meses de 2021, al comprarse golosinas, galletitas y snacks por US$ 26,1 millones, una disminución de 14,6% respecto de 2020. En volúmenes, las importaciones se derrumbaron 12,1% en los cuatro primeros meses del año.

En cuanto a la producción se destacó que en el primer trimestre, la producción de golosinas tuvo una suba acumulada de 7,9% según el IPI del Indec con respecto a 2020 (tras caer 6,6% en 2020).

El consumo aparente se habría recuperado 7,2% en este período, según las estimaciones de la consultora el acumulado a marzo, tras la caída de 7,4% en 2020 por el menor consumo en el marco del Covid-19, dado que la menor circulación impacta fuertemente en el consumo de golosinas.

En el caso de las galletitas, en el primer trimestre de 2021, la producción de galletitas y snacks exhibió un incremento de 1,1% con respecto a 2020 según el IPI del Indec, con un volumen estimado de 111 miles de toneladas.

La producción sigue el ritmo de las ventas internas, que se mantienen estables por ser las galletitas productos de primera necesidad.

El consumo aparente habría aumentado 1,4% en el primer trimestre de 2021 producto de los cambios en los hábitos de alimentación que trajo aparejados la pandemia (mayor permanencia en el hogar de las familias aumenta consumo de galletitas y snacks), al ser productos con alta penetración en los hogares.

En los primeros tres meses de 2021 el consumo habría totalizado 106 mil toneladas según nuestros registros, y habría verificado un crecimiento de 1,4% respecto de 2020. El consumo por habitante alcanzó los 9,4 kg per cápita por año, un aumento acumulado de 0,3% con relación al mismo período de 2020.


(Télam)