Una experiencia en agricultura orgánica que se realiza en Catamarca fue compartida durante el cuarto encuentro virtual organizado por la Comisión Interamericana de Agricultura Orgánica (CIAO), en el marco del convenio firmado en marzo por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

El caso del municipio catamarqueño Tinogasta fue presentado por la directora de Producción, Ana Arévalo, y la Escuela Agrotécnica de la ciudad, que capacita a jóvenes locales en producción orgánica; además se expuso el trabajo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Catamarca en la localidad de Hualfin, que desde 2016 asesora y apoya a los productores vitivinícolas.

El ministro de Agricultura y Ganadería de Catamarca, César Tobías, explicó que la provincia sigue muy de cerca la producción orgánica.

“La nuestra es una provincia netamente minera pero entendemos la importancia de potenciar proyectos alternativos que complementen la actividad minera”, aseguró Tobías.

“Con la agricultura orgánica -agregó- tenemos la oportunidad de entrar a un mercado donde crece más la demanda que la oferta, sobre todo por los tiempos que lleva tener una certificación".

"Acompañamos a los productores para que mejoren su calidad, manejen mejor sus costos y accedan a canales de comercialización. Tenemos la voluntad de hacer de esto una política de estado”, concluyó.

El acuerdo establece que el IICA, a través de sus representaciones en la Argentina, Brasil y Perú, y la cooperación de la CIAO, realiza aportes técnicos y apoya en la identificación de experiencias de casos exitosos para compartir.

“Compartir experiencias exitosas de países hermanos, todos miembros de CIAO, va a impulsar el desarrollo de estas iniciativas; los retos que enfrenta la producción orgánica son gigantes”, dijo el presidente de la CIAO, Rommel Betancourt.

“Desde el punto de vista productivo -detalló Betancourt-, se deben desarrollar herramientas seguras para enfrentar nuevas plagas y enfermedades; por el lado de la comercialización, tenemos que garantizar que los pequeños y medianos productores lleguen a los consumidores”.

Por su lado, el representante del IICA en la Argentina, Caio Rocha, destacó la importancia del encuentro para aprender de lo realizado en localidades distintas que enfrentan desafíos similares. (Télam)