La producción de trigo y cebada en la nueva campaña 2022/23 se ubicaría en 25,9 millones de toneladas, estimó la Bolsa de Cereales en el Lanzamiento de la Campaña Fina 2022/23 durante el Congreso “A Todo Trigo”, que se lleva a cabo en Mar del Plata.

Este volumen total surge a partir de proyección de producción de trigo de 20,5 millones de toneladas para la nueva campaña, y de 5,4 millones de toneladas para la cebada.

En un escenario de alta incertidumbre, tanto internacional como local, la entidad estimó una superficie de cereales de invierno similar a la implantada durante el ciclo previo, de 7,9 millones de hectáreas; pero con una caída interanual del volumen de cosecha.

"El mundo está ante un escenario muy incierto, que ofrece una gran oportunidad, pero que también representa grandes desafíos, en donde la Argentina esta en mejores condiciones ante el resto de los productores", afirmó el economista jefe de la entidad Agustín Tejeda Rodríguez.

Para Tejeda Rodríguez, "estamos ante la posibilidad de consolidar al país como un proveedor confiable de alimentos en tiempos inestables; es la oportunidad de demostrar al mundo y consolidarnos en ese rol y para ello debemos dar la señal y evitar las restricciones a las exportaciones".

Por su parte, el jefe del Departamento de Estimaciones Agrícolas de la entidad, Esteban Copati, proyectó para la campaña 2021/2022 una exportación de trigo de 15 millones de toneladas, cifra récord histórico para la Argentina; y, en el caso de la cebada, 3,7 millones de toneladas.

Para el nuevo ciclo 2022/2023, agregó, "esperamos una caída de exportaciones de cantidad exportadas de trigo de 13 millones de toneladas y un leve aumento en cebada que se ubicaría 3,8 millones de toneladas de toneladas".

Para Copati, la superficie a ocupar con trigo durante este nuevo ciclo alcanzaría las 6,6 Mha, registrando una caída interanual ahora calculada en 1,5%, y en el caso de cebada el área ascendería a 1,3 Mha, reflejando una expansión interanual del 8,3%.

En consecuencia, la proyección de cosecha 2022/23 ascendería a 20,5 Mtn para el trigo, reflejando una merma interanual de 8,5%, mientras que en cebada se prevé una cosecha de 5,4 MTn, con un incremento interanual de 3,8%.

En el caso de la molienda de trigo, indicó, "para la campaña 2021/22 podría estar en torno a 6,15 millones de toneladas, con un leve incremento para la campaña 2022/2023 de 6,2 millones de toneladas", expresó.

El especialista indicó que se espera que las exportaciones disminuyan 5% a US$ 6.236 millones durante la nueva campaña, debido a la caída de las cantidades producidas, aunque se mantendrían muy por encima del promedio de los últimos años.

En ese marco, dijo que "con políticas más favorables a la producción, se podrían generar hasta US$ 2.000 millones adicionales en exportaciones de trigo, cebada y subproductos".

Por su parte, la analista del Departamento de Investigación y Prospectiva Tecnológica Sofia Gayo manifestó que en la campaña 2022/23, "en la que el uso de ciertas tecnologías se vería restringido, el manejo técnico sería clave para hacer un uso más eficiente de insumos y recursos, lo que podría favorecer un mayor acercamiento a tecnologías 4.0".

En tanto, el especialista en agroclimatología Eduardo Sierra aseguró que "las precipitaciones irán mejorando los niveles de humedad en el este del país a medida que se acerque la primavera; y afirmó que dicho escenario proveerá un ambiente favorable para la cosecha fina". (Télam)