Los primeros datos de la estimación de cosecha de uva 2021 para San Juan y y las provincias del NOA arrojan una producción de 5,97 millones de quintales, un volumen similar al de la campaña previa, informó hoy el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

De cumplirse esta previsión, la producción de la actual campaña se ubicará un 20% por debajo del promedio de los últimos diez años.

El organismo nacional implementó una nueva metodología para estimar la producción de uva 2021, incorporando en las mediciones a organismos públicos y entidades privadas de todas las regiones vitivinícolas de Argentina, y este primer pronóstico de cosecha corresponde a las provincias de San Juan, La Rioja, Catamarca y Salta.

Considerando la diversidad que hay en el país, este es el primer año en el que el INV decidió entregar de manera diferida los informes de Estimación de las provincias de San Juan, La Rioja, Catamarca y Salta, determinada por la anticipación natural en la maduración que tienen las uvas en las provincias del norte.

Se acordó la colaboración con la Estación Experimental INTA de Pocito San Juan, el Centro de Enólogos, el Consejo Profesional de Enólogos, Asociación de Viñateros Independientes, Federación de viñateros de San Juan, Cámara de productores vitícolas de San Juan y la Mesa Vitícola.

Estas entidades, además de conocer y convalidar la metodología utilizada para la estimación, dispusieron de Ingenieros Agrónomos para relevar parcelas y aportar información de campo para la conformación de la base de datos y determinación de los coeficientes que permiten estimar la cosecha de la zona norte, tarea coordinada por el equipo técnico del INV.

La superficie cultivada del bloque de provincias del Norte (San Juan, La Rioja, Salta y Catamarca) es de 59.200 hectáreas, representando un 27% de la vitivinicultura argentina.

La cosecha promedio entre el 2011 y 2020 arroja 7,59 millones de quintales, siendo la cosecha 2020 la más baja de esa serie con 5,93 millones de quintales.

Uno de los motivos de la caída de producción es la situación hídrica de la provincia de San Juan, en base al pronóstico de escurrimiento del Río San Juan, caracterizada por el Departamento de Hidrología de la Provincia como "muy seco" y que implica la principal variable de la caída productiva, informó el ente oficial.

(Télam)