La economía alemana está en plena recuperación y podría volver a alcanzar este año los niveles anteriores a la crisis por la pandemia de Covid-19, según distintos expertos de ese país.

"La economía alemana pasa por un pico coyuntural por el verano, si bien el punto máximo de bonanza económica probablemente ya haya quedado atrás", analizó Katharina Utermöhl, economista para Europa de la aseguradora Allianz.

Los indicadores adelantados apuntan a un enfriamiento en otoño, pero no a una caída, añadió Utermöhl, al ser consultado por la agencia de noticias DPA.

Por la flexibilización de las medidas contra el coronavirus, el sector de los servicios y el consumo privado se han recuperado, explicó Veronika Grimm, del consejo de expertos económicos que asesora al Gobierno alemán, conocido como los "Cinco Sabios".

Sin embargo, "en el segundo trimestre, la producción industrial alemana disminuyó a pesar de la elevada demanda", dijo Grimm.

Grimm espera un fuerte crecimiento económico: "Es posible que se alcance el nivel anterior a la crisis a finales del verano europeo".

"Si los cuellos de botella de la oferta en la industria y el sector de la construcción no empeoran o incluso se alivian, las carteras de pedidos bien llenas deberían dar un impulso a la producción", consideró.

La economista también espera un crecimiento superior a la media en los próximos trimestres; en su opinión, la economía debería crecer un 3,0 por ciento este año y un 4,0 por ciento el próximo.

El buen desarrollo económico también está teniendo un efecto positivo en el mercado laboral: "El trabajo a tiempo parcial se redujo drásticamente en los últimos meses", dijo el economista del Deutsche Bank Jochen Möbert.

"El mercado laboral está en auge", agregó, al indicar que el número de ofertas de empleo alcanzó recientemente los niveles anteriores a la crisis y el número de personas empleadas ha aumentado considerablemente en los últimos meses.

Para agosto, el experto espera que el número de desempleados disminuya en unas 70.000 personas, ajustadas estacionalmente.

La Agencia Federal de Empleo publicará el próximo martes su informe sobre el mercado laboral correspondiente agosto; en julio, el número de desempleados descendió a 2,59 millones.

Según Utermöhl, es de prever que esta tendencia se mantenga: "Es probable que el mercado laboral vuelva a desafiar todas las normas estacionales en agosto y se registre una vez más un descenso significativo del desempleo".

En términos desestacionalizados, se calcula que el número de desempleados disminuya en unos 60.000.

Sin embargo, Möbert es menos optimista para el resto del año: "Tras el auge del verano, es probable que el crecimiento y la demanda del mercado laboral vuelvan a estabilizarse de forma significativa durante el invierno". (Télam)