La producción conjunta de trigo y cebada en la campaña 2021/22 alcanzará las 23,6 millones de toneladas sobre una superficie implantada de 7,65 millones de hectáreas, según estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

De concretarse dicha proyección, la campaña fina aportaría a la economía US$ 4.570 millones, mientras que las exportaciones alcanzarían los US$ 3.790 millones.

Así, la entidad bursátil dio hoy su primera estimación de producción de los cultivos de invierno, cuya siembra se encuentra pronta a comenzar, en el congreso A Todo Trigo que se extenderá hasta este jueves.

De las 23,6 millones de toneladas, 19 millones corresponderían a trigo, lo que supone un incremento productivo de 2 millones de toneladas respecto de lo obtenido en el ciclo 2020/21.

Si bien la superficie se mantendría sin cambios en 6,5 millones de hectáreas, la BCBA previó un mejor contexto climático respecto de lo sucedido en la campaña anterior, donde un fuerte sequía afectó severamente el desarrollo de trigo en la región norte y central del área agrícola nacional.

Respecto del aporte a la economía nacional, el Producto Bruto del trigo crecería hasta los US$ 3.790 millones gracias a "un escenario de buenos precios y cantidades crecientes" y, de esta manera, coronaría "la sexta campaña consecutiva de crecimiento".

Por el lado de la cebada, se prevé una cosecha de 4,6 millones de toneladas (+ 500.000 toneladas respecto del año anterior) sobre una superficie 28% mayor al ciclo 2020/21 al alcanzar las 1,15 millones de hectáreas.

Bajo la proyección de que entre ambos cereales se podrían exportar 15 millones de toneladas (12 millones de trigo y 3 millones de cebada), la BCBA previó que las mismas alcancen los US$ 3.790 millones y una recaudación fiscal de US$ 1.250 millones. (Télam)