Establecimientos gastronómicos de la Ciudad y el Gran Buenos Aires modificaron desde ayer los horarios y modalidades de atención en sus locales para adaptarse a las restricciones implementadas por el Gobierno para frenar la nueva ola de coronavirus.

La mayoría de los restaurantes y bares anunció que atenderá en forma presencial en veredas y espacios al aire libre de sus locales hasta las 19, y a partir de ese momento sólo lo harán con las modalidades de "take away" (para retirar) y "delivery" (envío a domicilio).

Asimismo, algunos adelantaron el inicio de sus horarios de atención al público; o crearon nuevas opciones de consumo para intentar compensar la pérdida del turno noche.

"Vamos abrir durante el mediodía en días de semana; no sabemos qué va a pasar, pero seguramente habrá alguna parte del público que responderá y se animará a venir al mediodía”, explicó el chef Leonardo Fumarola, de L'Adesso.

Por su parte, Lucas Villalba, dueño de Moshu, afirma que “en principio nos afecta poco, aunque puede ser catastrófico; pero viendo la situación actual parece ser la única medida a tomar".

En tanto, Tomás Lafiandra, de Enero Costanera, afirmó que "la mayor problemática de las restricciones son los turnos que nos sacan; la gente no gasta al mediodía lo que gastaría a la noche".

"Además, no estamos en una zona urbana, como para take away o delivery; y los horarios de la tarde para la merienda y demás no nos sirven; por eso decidimos abrir solo los mediodías", completó.

Por su parte, ante el esperado incremento de los envíos a domicilio, a raíz de las nuevas medidas dispuestas en el DNU 241, la empresa Rappi Argentina dispuso envíos gratis para los usuarios de la plataforma.

"Sabemos lo difícil que es esta situación y por ello queremos colaborar con nuestros usuarios y comercios aliados entregando un beneficio que contribuya a que las personas puedan quedarse en sus casas y recibir sus compras de cercanía, y que sea un apoyo para las miles de tiendas locales que hoy son parte del ecosistema de Rappi", expresó su gerente general Astrid Mirkin.

Por su parte, las cadenas de comidas rápidas también adaptaron su operación y potenciaron los segmentos de envío a domicilio o retiro en la tienda..

Así, la empresa McDonald's Argentina desarrolló un servicio de compra y envío propio en AMBA a través de su app; y actualizó el servicio de compra por la aplicación, con la posibilidad de retirar el pedido desde el auto, moto y bicicleta, o por el mostrador. (Télam)