Las ventas de motos cero kilómetro registrarían un crecimiento de 25% o 30% en 2021, impulsadas especialmente por las unidades de baja cilindrada y las de producción nacional, aseguraron las empresas que integran la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam).

"En los últimos meses lentamente se fueron recuperando y superando los valores de 2019, lo que permitió mejorar los números de 2020, que venían bastante mal, y esperar alcanzar en 2021 unas 360.000 unidades, un 25% o 30% más que en 2020", aseguró hoy a Télam el presidente de Cafam, Lino Stefanuto.

Según el relevamiento realizado por la entidad, en enero se patentaron 29.435 motos, lo que representó una suba de 8,16% respecto al mismo mes del año anterior, y un aumento de 32,53% respecto a diciembre 2020.

Desde el sector destacan que se debe a un empuje en el consumo que se mantiene desde los últimos meses del año pasado, sin embargo que el volumen es muy bajo en comparación a los históricos de años anteriores.

"Para tener un muy buen año habría que hablar de 500.000 unidades, pero sería mucho mejor que 2020, cuando se patentaron 269.934 unidades, cifra que no se registraba desde 2004 o 2005", agregó Stefanuto.

Las motos más vendidas continúan siendo las de baja cilindrada y el 95% de las patentadas del mes fueron de origen nacional, lo que incrementa una tendencia que se viene dando desde 2016.

Según el ejecutivo, "ha habido un repunte de las motos económicas sobre todo porque la gente quiere tener un medio de transporte alternativo que no sea proclive a sufrir un contagio".

En enero, las de baja cilindrada volvieron a ser las más vendidas: con 14.425 unidades patentadas de 110 cc y 5.273 de 150 cc; y entre las categorías lideran ampliamente el ránking las Cub con 15.388 unidades, seguidas por las Street, con 6.704 unidades.

A ello se suma, agregó, que mucha gente "prefiere usar la moto para ir al centro porque hacerlo con un auto significa un montón de plata".

Por otra parte, Stefanuto destacó el "buen resultado" del financiamiento a través del Banco Nación: "Superó las expectativas, la demanda superó a la oferta y la cantidad de motos que se pusieron no alcanzaron, y obligó a extenderlo".

"Somos optimistas, sabemos que es un año difícil pero vemos que hay una recuperación en nuestro sector, se beneficia a la producción nacional, a aquellos que son generadores de puestos de trabajo, premian al que invirtió en el país, trajo tecnología y desarrolló productos acá; si hay menos recursos, focalicemos en las empresas que están apostando en la fabricación nacional", concluyó. (Télam)