En este primer tramo de una entrevista con Grupo La Provincia, el ministro nacional de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, se refirió al bono de fin de año anunciado para beneficiarios del programa Potenciar Trabajo, y a las medidas que apuntan a resolver el “fenómeno de nueva pobreza en la Argentina”, con “3 millones de personas que tienen serios problemas de ingresos” en el contexto de la pandemia.

En tal sentido, comentó que se busca “achicar el proceso de intermediación” de los alimentos que conforman la canasta básica, acercando “el productor al consumidor”. Mañana a primera hora, la segunda entrega de esta nota exclusiva.

Anunció un bono de fin de año de casi 10 mil pesos…

La Argentina tiene casi 700 mil personas que forman parte del programa Potenciar Trabajo, personas que cobran la mitad del salario mínimo 9,400 pesos, que básicamente contraprestan 4 horas de trabajo, eso es un ingreso de base; si lo hacen por más tiempo en el sector público o privado, quienes lo contratan tienen que completarles el ingreso.

Son personas que trabajan en cinco sectores productivos: la construcción, el textil, la producción de alimentos, el cuidado de personas y el reciclado. Nosotros vamos a dar un bono de fin de año de 9,400 pesos en un contexto muy difícil, un año muy complejo donde objetivamente mucha gente se quedó sin ingresos, se le complicó la situación.

El IFE llegó a cubrir nueve millones de personas, una parte de esas personas volvieron al mundo del trabajo y otra parte importante no. Entonces vamos a extender el plan Potenciar Trabajo, y a todas aquellas que forman parte de este programa lo que hacemos a fin de año es darles el bono de refuerzo.

Entonces, para la gente que cobraba el IFE y no se pudo reinsertar en el mundo laboral, la opción que da el Estado es el programa Potenciar Trabajo...

Claro, nosotros vamos evaluando cada situación y vamos incorporando al programa Potenciar Trabajo que hoy tiene 700 mil personas, pero va a ir ampliándose. Las que ya están a fin de año van a cobrar el bono.

¿Tienen estadísticas de la cantidad de personas que la pandemia ha dejado afuera del sistema?

Calculamos que cerca de 3 millones de personas tienen problemas serios de ingresos, esto quiere decir personas que se quedaron sin trabajo o que les bajó mucho el trabajo y deben recuperar, es decir el jardinero que tenía 10 casas y recuperó 5, la persona que es empleada doméstica, redujo el número de horas y le está costando recuperarlas.

Podés ver:

ARROYO CONFIRMA BONO DE 9.400 PESOS PARA BENEFICIARIOS DEL POTENCIAR TRABAJO

Hay un fenómeno de nueva pobreza en la Argentina. Tenemos dos situaciones, la pobreza estructural, personas que ya vienen en situación de pobreza, y la nueva pobreza, que son las personas que cayeron en la pobreza en el marco de la pandemia, que en términos generales no tienen problema de viviendas sino de trabajo o de ingreso.

Estas tres millones de personas tienen dos características: una parte importante son jóvenes de 18 a 29 años, que la tenían muy complicada antes de la pandemia y que objetivamente la tienen difícil para entrar al mundo del trabajo; y otra son personas en situación de trabajo informal con muchas dificultades.

Son esos dos grupos los que vamos trabajando y vamos extendiendo con el programa Potenciar Trabajo, y con un programa que pusimos en marcha hace pocos días que es para jóvenes de 18 a 29 años.

Yo siempre planteé el trabajo para jóvenes de 18 a 24 años, pero la verdad es que hoy en este contexto una piba de 27 o 28 también la tiene muy complicada. Este programa tiene una beca de 8,500 pesos de hasta 12 meses para poner en marcha un proyecto que evaluamos y previamente aprobamos, que puede ser o productivo, cultural o comunitario; es decir, puede ser trabajar en una panadería, una banda de música, o en capacitación de proyectos comunitarios.

Podés ver:

LANZAN PROGRAMA PRODUCTIVO PARA JÓVENES EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

¿Cómo prevé que será este diciembre respecto a reclamos sociales?

En la Argentina no hay condiciones para un conflicto social, no hay ánimo en la sociedad, sí hay mucha gente que la pasa mal y que está muy complicada. Siempre el mes de diciembre es un mes de reflexión, uno se mira al espejo y ve cómo le fue, y ha sido un año duro.

Hicimos las dos bases que hacen funcionar a la sociedad, para mi punto de ver son la escuela y el trabajo. La escuela organiza una familia, y el trabajo es lo que organiza a la sociedad, las dos han tenido dificultades, más la pérdida de ingresos de mucha gente. En ese contexto hay mucho apoyo del Estado y hay un ánimo social de reconstrucción.

Yo recorro permanentemente los barrios, hay mucha gente realmente preocupada pero que le está encontrando la vuelta, yo diría que en los barrios no hay grieta, que hay un cura, un pastor, organizaciones sociales, todos poniéndole el cuerpo, hasta hace un mes y medio o dos con el tema alimentario, y hoy buscándole la vuelta al tema del trabajo.

Nosotros a fin de año duplicamos el monto de la tarjeta alimentaria que se carga el tercer viernes de cada mes, el 18 de diciembre duplicamos los montos que llegan a un millón y medio de familias, más de 6 millones de personas. Habitualmente son 4 mil pesos para la madre que tiene un chico menor de 6 años, y 6 mil para los que tienen dos o más chicos.

Podés ver:

CON LA EXPOSICIÓN DE FUNCIONARIOS, AVANZA EN DIPUTADOS EL PLAN DE LOS 1000 DÍAS

En diciembre duplicamos esos montos, y además reforzamos las partidas en los comedores y merenderos, transferimos más fondos a las provincias y los municipios para atender la situación alimentaria. Quienes cobran Asignación Universal por Hijo, 4 millones de chicos, van a cobrar un plus en diciembre de un poquito más de 6 mil pesos. También hay otras políticas como la entrega que vamos a hacer de casi 1.700.000 cajas navideñas.

¿Cómo está trabajando el gobierno ante el creciente aumento del precio de los alimentos?

Son un problema grave los precios en general, y sobre todos los precios de los alimentos. En la última medición del INDEC que fue la de octubre, la inflación general fue de 3,8%, la de alimentos 4,8%. El INDEC mide los precios en todos lados, nosotros nos concentramos en los barrios, hay un problema serio.

La secretaría de Comercio está trabajando por el tema de los precios máximos, estamos haciendo varias experiencias sobre todo dos, una con el tema de la leche. El INTA creo una máquina ensachetadora, estamos poniendo en marcha 13 unidades productivas en todo el país, los productores llevan la leche, se ensacheta con esa máquina, se pasteuriza luego, y se vende a menos de 40 pesos el litro.

Esto tiene varios factores, uno es el tema de bajar el precio, segundo que tengan más ingreso los productores, las familias van a ganar más de 45 mil pesos llevando la leche, y después resolver el tema de la leche cruda que se sigue vendiendo en los barrios y es un problema serio. Vamos apuntando a la pasteurización.

Con el pan tenemos algo parecido, el programa Potenciar Trabajo hace que la gente cobre la mitad del salario mínimo, colaboramos con el tema de la logística, y el pan se vende cerca de 70 pesos el kilo en lo que llamamos las panaderías populares, de barrio, en casas o locales chicos.

Vamos a arrancar también con el tema de la carne, hay mucho para hacer, lo que está claro es que hay un problema serio con el costo de los alimentos.

Podés ver:

INDEC PUSO HOY EN MARCHA EL CENSO NACIONAL ECONÓMICO

Teniendo en cuenta que el sector de alimentos y bebidas es uno de los pocos que no frenó su actividad durante la pandemia, ¿está prevista alguna mesa para discutir el aumento de los precios en la intermediación?

Nosotros encaramos una mesa en una parte de esto que es la economía social, nuestro objetivo es que el productor le venda directamente al consumidor, achicar el proceso de intermediación, hoy el tema que tenemos es que el tambero saca el litro de leche a un valor y termina mucho más caro en la góndola.

Apuntamos a varias cosas, una es a tener 400 pequeños mercados centrales. El tema de la concentración es una de las partes importantes del problema, por eso buscamos fomentar las economías regionales.

Después hay todo un sistema que hemos creado de créditos no bancarios para máquinas y herramientas para pequeños productores a tasa del 3% anual, para capitalizar a los productores que vayan a la feria, a los pequeños mercados centrales.

Y después ayudamos con lo que llamamos la Marca Colectiva, un pequeño productor, una familia, hace dulces en poca escala, otros hacen dulces, si lo hacen bajo una misma marca tiene más escala y pueden realmente colocar sus productos en otros lugares; y también con el tema de certificación de calidad.

Hay mucho que estamos haciendo para acercar el productor al consumidor, muchas de las tareas van para otras áreas como el ministerio de la Producción y la secretaría de Comercio que vienen trabajando muy bien en eso. Nuestro objetivo es que los productores se extiendan, aumenten escala y le vendan directamente a los consumidores