La Asociación Iberoamericana de Mujeres Empresarias (AIME) premió a Dafne Anghelidis de la empresa Agencia Marítima Intercontinental y a María Laura Teruel de Plusmar como empresarias del año, entre otros reconocimientos.

Con la presencia del presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman, la presidente de AIME, Julia Maristany, entregó además a Verónica Razzinni de Grupo Razzini una mención especial por su destacada labora y apoyo en defensa de la empresa; y el premio a la Empresa del Año a Farmacias Central.

"Hay que animarse a ser empresaria, no importa el tamaño de la empresa, lo que importa es el objetivo, las ganas y fundamentalmente asumir el riesgo que eso significa", afirmó Grinman.

El ejecutivo aseguró que el país tiene "una enorme potencialidad" y se mostró partidario de "seguir arriesgando y manteniendo firme los valores de la libertad y defendiendo lo que nos ganamos con nuestro esfuerzo".

Por su parte, Maristany recordó que "esta cámara fue la primera cámara en tener una mujer en su directorio, ahora estamos de moda las mujeres, pero hace 20 años las mujeres éramos poco menos que nada".

"Hay que reconocer primero que nada, que la cámara fue pionera en eso y sigue siéndolo porque hoy en día tiene más directoras en el directorio que ninguna otra institución", agregó.

Click to enlarge
A fallback.

La ejecutiva añadió: "Sigamos trabajando, por un país que creo que vale la pena, vale la pena porque hay mucha gente valiosa, hay muchos jóvenes que sí están interesados en seguir en este país".

Anghelidis está a cargo de la empresa “Agencia Marítima Intercontinental SRL”, compañía fundada por su padre dedicada a brindar servicios a los barcos que recalan en puertos argentinos.

Teruel continuó con el legado familiar, la empresa Plusmar -que cubre más de 59 rutas de la provincia de Buenos Aires y alrededores- fundada por su padre en 1976.

Razzini, junto a su padre y hermanos, forma parte del Grupo Razzini, compuesto por empresas del rubro de la construcción: una planta hormigonera, un corralón de materiales de construcción y una planta recicladora de áridos.

Farmacias Central Oeste posee 16 locales e impulsa un programa de gestión social que tiene como objetivo acercar herramientas que ayuden en el cuidado de la salud y mejoren la calidad de vida de la comunidad. (Télam)