Más de $100 millones en créditos a tasas subsidiadas fueron entregados por el Ministerio del Agro y la Producción de Misiones al sector agroindustrial local, tanto cooperativo como privado, para promover la competitividad en el sector.

La entrega forma parte del "Programa de mejora competitiva y agregado de valor en agroindustrias" que cuenta con una partida total de $400 millones, en el marco de un trabajo articulado entre la Secretaría de la Pequeña y la Mediana Empresa de la Nación (SePyME) y el Gobierno provincial.

De los $400 millones, el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) subsidiará 8 puntos porcentuales de la tasa de interés prevista en los préstamos a lo largo de los primeros 24 meses.

En tanto, en los siguientes 24 meses el Gobierno provincial será el que cubra el susidio de 8 puntos porcentuales en la tasa de interés.

De esta manera, habrá un período total de 48 meses para la devolución de los créditos que alcanzan hasta los 20 millones de pesos cada uno, con una tasa final de 22 puntos porcentuales.

El director de Planificación de Políticas Rurales de la provincia, Sebastián González Farina, destacó que "el programa tuvo una excelente recepción por parte del empresariado misionero", y dijo que en el primer mes de vigencia "hemos alcanzado solicitudes que superan el cupo presupuestado de 400 millones de pesos y los empresarios participantes han destacado la agilidad del proceso".

Por su parte, el subsecretario de Planificación, Extensión y Programas de Financiamiento Rural, Martín Ibarguren, contó que "la primera semana se han monetizado 6 proyectos por un total que asciende a $101 millones", mientras que los legajos de las demás empresas participantes en la convocatoria, "se encuentran en proceso de completitud y análisis de la documental solicitada".

Las solicitudes monetizadas hasta el momento fueron destinadas a la construcción de silos para almacenado de granos, adquisición de camiones y acoplados, máquinas para aserrado de madera y otras funciones, construcción de plantas y maquinarias para procesamiento de yerba mate y té, entre otros emprendimientos.

En cuanto a las industrias involucradas, el 30% de los créditos estarán destinados a la foresto industria, 27% a la industria yerbatera, 7% a la cárnica, 3% a la citrícola, 16% a la industria tealera y 17% a producción industrial general. (Télam)