Un nuevo fondo de ayudas directas de entre 3.000 y 200.000 euros a autónomos y empresas españolas para costear deudas contraídos entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 entró hoy en vigencia.

El real decreto-ley de medidas urgentes para garantizar la solvencia de las empresas dotado con un total de 11.000 millones de euros incluye un fondo de 7.000 millones en ayudas directas, consigna la agencia DPA.

Estos 7.000 millones se podrán destinar al pago de gastos fijos, deudas de proveedores y al pago a otros acreedores financieros y no financieros, para evitar que el sobreendeudamiento empresarial lastre la recuperación.

Las ayudas, que se podrán solicitar hasta el 31 de diciembre, compensarán, como máximo, 40% de la caída adicional de ingresos en el caso de micropymes y autónomos (hasta 10 empleados), y hasta un 20% para el resto de empresas.

Entre las alrededor de cien actividades económicas que podrán acogerse a estas ayudas, se destacan la industria manufacturera relacionadas con el comercio y la hotelería; comercio; sectores auxiliares al transporte; mantenimiento aeronáutico, y actividades relacionas con cultura y actividades deportivas.

Además, se incluye el transporte por taxi, la edición de periódicos, los gimnasios, la reparación de relojes y joyería o las actividades de las agencias de viajes, la elaboración de helados o la fabricación de explosivos.

Un segundo eje de actuación incluye un conjunto de medidas de apoyo y flexibilización de los préstamos que cuenten con aval público, permitiendo así que se incorpore a los procesos de refinanciación y reestructuración que pacten los bancos y sus clientes, protegiendo también la estabilidad financiera.

Este eje se ve apoyado mediante la creación de una nueva línea para la reestructuración de deuda financiera con aval del Estado, dotada con 3.000 millones de euros.

En tercer lugar se crea un fondo de recapitalización de empresas medianas afectadas por la crisis, dirigido a reforzar los balances de aquellas que eran viables en diciembre de 2019, pero que se enfrentan a problemas de solvencia por la pandemia.

Este fondo está dotado con 1.000 millones de euros y las ayudas se realizarán en forma de instrumentos financieros, como préstamos ordinarios, préstamos participativos, capital u otros a empresas que atraviesen dificultades temporales y que no puedan acceder a las ayudas del fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas de 10.000 millones. (Télam)