La Secretaría de Energía aprobó hoy los cuadros tarifarios del Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST), uno de los componentes de las facturas de gas, que deberán ser abonadas y trasladadas a los usuarios por las distribuidoras.

Los nuevos cuadros tarifarios fueron dispuestos mediante la resolución 610/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial.

Mediante la normativa, se establece que las empresas productoras adjudicatarias del Plan Gas.Ar y Enarsa (Energía Argentina) deberán facturar las ventas de gas a las distribuidoras con los nuevos valores PIST, aplicando los que correspondan a cada distribuidora, los cuales dependen, entre otros criterios, de la composición porcentual de los consumos de los distintos niveles de segmentación de sus usuarios.

El Enargas continuará informando mensualmente a las distribuidoras la información respecto de los usuarios en cuanto a la segmentación por ingresos.

Los nuevos valores que se aplicarán en la readecuación tarifaria en los próximos meses, así como la porción del precio PIST que el Estado tomará a su cargo, fueron evaluados en Audiencia Pública el mes pasado.

En los considerandos se indicó que “es política del Gobierno en materia tarifaria de los servicios públicos, que estos estén en línea con al evolución de los ingresos salariales, de tal forma que los costos de la energía no crezcan por encima de ellos y, por el contrario representen proporciones progresivamente menores”.

Del mismo modo, se señala que para la fijación de precios se tuvo en cuenta se tuvieron en cuenta los valores estimados de importación del gas para este año: se calculó que el gas importado de Bolivia será del orden los US$ 9,91 el millón de BTU para 2023, y que el precio del GNL importado entre mayo y septiembre será de US$ 42,07 el millón de BTU, a lo cual hay que sumar el costo de regasificación.

Según anticipó la semana pasada la secretaría de Energía, Flavia Royon, durante 2023 solamente habrá una única actualización en el costo del gas de 28,3% para aquellos usuarios que no soliciten la segmentación o sean de ingresos altos, es decir, quienes cobren más de 3,5 canastas básicas por mes, equivalentes a $ 510.818.

En el caso del Nivel 3 (de ingresos medios), también recibirán un aumento, que, al igual que en el Nivel 1, contemplará los incrementos en el valor del fluido, el transporte y la distribución.

La funcionaria subrayó, en referencia a quienes perciben menores ingresos, que "no se producirá ningún aumento en el valor del gas natural para los usuarios inscriptos en el Nivel 2, cuyo único incremento anual se concentrará en los componentes del transporte y la distribución”.

Royon indicó, respecto de las pymes, que las que están anotadas en el registro Mipyme y tengan la categoría de usuario "P" “continuarán siendo alcanzadas por los subsidios”, de manera tal que se “cuida a los comercios de barrio, al vecino y al crecimiento de la industria contra la inflación”.

De esta forma, destacó que "se apunta a cumplir con un doble objetivo, construir un sendero de precios previsible para el sector y reducir las expectativas inflacionarias para proteger el ingreso de los trabajadores y el conjunto de la actividad económica".

El Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (Rase) sigue abierto en el sitio web argentina.gob.ar/subsidios, y cualquiera que no se haya inscripto puede hacerlo para notificar sus ingresos, y en caso de corresponder, seguir recibiendo el gas con subsidio.

El valor del PIST, dado a conocer hoy, es el principal componente en la la tarifa final del gas –representa casi el 50% de la misma-, al cual hay que sumar los costos de la producción y distribución, y la carga impositiva.

Aún no se determinó cual será el incremento en el componente del Valor Agregado de Distribución (VAD): el sector, en una audiencia pública virtual desarrollada la semana pasada, pidió una recomposición que promedia el 200% a aplicarse en febrero, para luego sumarse ajustes trimestrales a que tomen como parámetros la evolución de la inflación y los incrementos en los costos del sector. (Télam)